TESOROS EN EL MAR ·3

Continuación del tratado 1748 y 1749......de los Manuscritos del Mar Muerto. Los Manuscritos del Mar Muerto o Rollos de Qumrán o Rollos de Qumrán (llamados así por hallarse los primeros rollos en una gruta situada en Qumrán, a orillas del mar Muerto) son una colección de casi 800 escritos de origen judío, escritos en hebreo y arameo por integrantes de la secta judía de los esenios, y encontrados en once grutas en los escarpados alrededores del mar Muerto.

Lo más importante de este hallazgo es su antigüedad, que permite estudiar importantes fuentes teológicas y organizativas del cristianismo. La mayoría de los manuscritos datan de entre los años 200 adC, y 66 dC, estando entre ellos los textos más antiguos de que se dispone en lengua hebrea del Antiguo Testamento bíblico. Se cree que fueron ocultados por los esenios debido a las revueltas judías contra los romanos en esos años.

Uno de los hallazgos más fascinantes fue un pergamino de cobre el cual tuvo que ser cortado en tiras para poder ser abierto, el cual contenía una lista de 60 tesoros localizados en varias partes de Judea (ninguno de los cuales ha sido encontrado).

El Señor nos ha dicho que vienen tesoros del mar, que estuvo buceando y que trajo a la playa todas las riquezas. Creo que muchos de estos tesoros no encontrados, el Señor que todo lo conoce, Jesucristo, los ha localizado para Su Iglesia. Que mejor respaldo que el bíblico y el arqueológico. Esperemos con fe el arribo de todas estas bendiciones. El cielo y la tierra pasarán, pero sus promesas se cumplirán.

Esperar es la clave. ¿En cuáles áreas de tu vida te hace falta esperar en Dios los tesoros del mar? Espera en El, pues El jamás nos defraudará. Puedes confiar en el Dios que todo lo sabe, y que da fuerzas al que espera en El. Esperar en Dios es estar a la expectativa de lo que El hará. Es prepararnos lo más posible para lo que El hará en nosotros.

Comparemos la espera de un mendigo en la calle con la espera de un soldado bajo órdenes de su capitán. El mendigo espera que alguien, quizás, se compadezca de él. El soldado, en cambio, está a la alerta. Sabe que algo va a suceder, y sólo espera la orden de su superior.

De igual manera, Dios nos llama a esperar en El - y a cambio nos promete su poder, su fuerza, sus tesoros, su fortaleza que nos lleva a la victoria. Sólo así podremos triunfar.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén