TESOROS EN EL MAR ·1

En la profecía de Adriana, el lunes 22 de abril del 2007, nos dice el Señor: "No los voy a dejar en sequía, porque les he prometido la lluvia...Les he dicho que voy a abrir los portones y que ya llegan las bendiciones y que quiero las esperen, como las personas esperan un servicio Express. Soy el experto que estuvo buceando y que trajo hasta la playa todas las riquezas. Será mi mano la que se va a mover, porque quiero que se vea la evidencia.

En el tratado anterior (·1747), siguiendo esta profecía de Adriana, enfaticé sobre las bendiciones que ya vienen del Señor. La pregunta es: ¿De dónde viene esa lluvia de bendiciones? Hace unos días nos dijo que vienen unas vacas de bendiciones. Ahora nos ubica en bendiciones que vienen de las profundidades del mar. ¡Qué grande es DIos! El Señor estuvo buceando y trajo esas riquezas a la playa. Será su poder el que se mueva.

Me llama la atención en el mensaje profético la palabra" Soy el experto que estuvo buceando y que trajo hasta la playa todas las riquezas. Estoy convencido que hay bendiciones del Señor a través de los mares. Quiero resaltar algunos de ellos: 1) MAR DE BRONCE colocado al sudeste del templo de Salomón (1 Reyes 7,23 -46; 2 Crónicas 4,1-16). Era un enorme recipiente para agua, que los sacerdotes usaban para purificarse. Estaba adornado con flores por fuera. Lo interesante es que el Señor siempre se ha referido a Su Iglesia como sus flores. Si asociamos la profecía con el mar, creemos que se refiere a los creyentes. Hay otros mares que vale la pena resaltar.

2) MAR DE GALILEA: Leemos en Mateo 4,18-19: "Pasando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés, que echaban la red en el mar, porque eran pescadores. Y les dijo: -Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres". Aquí, Jesús dijo a Pedro y a Andrés que debían dejar su pesquería para convertirse en pescadores de almas y ayudar a la gente a ayudar a Dios. El agua era dulce y abundaba en peces, por lo que en tiempo de Cristo la pesca era ocupación lucrativa. Creo que de esta bendición de los mares, el Señor estará llamando a muchos Pedro y Andrés para convertirlos en obreros de su mies. Juan 6,1-2 dice: "Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias. Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos". .....(Continúa siguiente tratado).......

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén