VACAS DE BENDICONES ·2

CONTINUACIÓN DEL TRATADO 1744.....       Cuando la gente que vivía cerca comenzó a enfermar y a morir, los filisteos se dieron cuenta de que para ellos el arca no era un buen augurio. El arca del pacto no era una caja mágica para ser usada como un amuleto de buena suerte. Era una representación de la presencia de Dios, y Él no permitiría que su arca santa fuera asociada en alguna manera con la adoración pagana o sus templos. Los sacerdotes y adivinos filisteos recalcaron la experiencia de los egipcios y Faraón, quienes endurecieron sus corazones contra Dios en el tiempo del éxodo. El arca debería ser devuelta a Israel antes de que ocurriera una calamidad peor para los filisteos.

Los filisteos, decidieron devolver a los israelitas el arca del pacto. En su ánimo de apaciguar al Dios de Israel y finalizar la plaga decidieron dar una ofrenda transgresora, que consistía en figuras de oro modeladas para semejar los tumores y ratas que plagaron el pueblo. (1 Samuel 6,6). El regalo era una compensación por la transgresión contra Dios producto de la captura del arca. "...y daréis gloria del Dios de Israel" (1 Samuel 6,5). Al enviar los regalos de vuelta con el arca, los filisteos reconocieron que fue Dios quien los afligió con tumores.

Los sacerdotes filisteos y los adivinos idearon una prueba para comprobar si Dios era el que había causado todos los problemas recientes. Dos vacas que acababan de parir fueron atadas a una carreta nueva y enviadas hacia la frontera de Israel llevando el arca del pacto. Para que una vaca dejara a su becerro o ternero, debía ir en contra de todos los instintos maternos. Sólo Dios, que tiene poder sobre todo el orden natural, pudo hacer que esto sucediera. Dios envió las vacas a Israel (Bet-semes), a unos 13 kilómetros, no para pasar la prueba de los filisteos, sino para demostrarles su grandioso poder.

Dice 1 Samuel 6, 13: " Y los de Bet-semes segaban el trigo en el valle; y alzando los ojos vieron el arca, y se regocijaron cuando la vieron". El trigo era plantado en otoño y cosechado en la primavera. Vienen vacas enviadas directamente por el cielo, con carretas llenas de bendiciones. ¿Para quién son estas bendiciones? Recuerde que Bet-semes era una ciudad levítica, por lo que allí habían sacerdotes para oficiar el sacrificio. Creo que este envío de Dios viene para todo su pueblo sacerdotal. Todo aquel o aquella que ha estado sembrando en el reino de Dios. Para todos los discípulos del Señor que están esperando y clamando a Dios por Su gran visitación. .....Continúa próximo tratado.....

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén