LA TRASHUMANCIA DE LA IGLESIA ·1

El sábado 24 de marzo del 2007, la profecía dada por la Profeta Adriana dijo: "Los estoy llevando a buenos pastos, a pastos donde hay agua, aunque en un pasado estuvieron secos, porque yo para ustedes tengo tesoros. Y para alcanzarlos tienen que recorrer aun más, como el que hace un recorrido en trineo por la nieve. Yo se donde empieza y donde termina ese recorrido. Y aunque ustedes se golpeen y lleguen con las rodillas lastimadas, al final lo importante es que van a llegar. Porque cuando lleguen a esa entrada, van a estar personas diciéndoles que ahí no es y les van a decir que es por otro camino. Pero ya yo les he puesto en sus bolsas una brújula".

¿Qué es LA TRASHUMANCIA? Es el pastoreo basado en el movimiento de los rebaños de una región a otra en busca de pastos de invierno y de verano. La trashumancia consiste en un desplazamiento natural que han ejercido los rebaños en determinadas épocas del año en busca de mejores pastos para su alimentación. Cuando llega la primavera, el ganado ovino (ganado lanar) que está en tierra baja, aprovechando los pastos de invierno sube a la alta montaña donde las nieves van dejando tras de sí un rico, verde y nutritivo manto de hierba fresca.

La Escritura a menudo se refiere a los pastores que buscan pasto para sus ganados. "Y llegaron hasta la entrada de Gador hasta el oriente del valle, buscando pastos para sus ganados" (1 Crónicas 4:39).

En esas estaciones del año el pastor debe proveer el alimento. Y en algunas regiones de Siria, los rebaños son llevados en esta estación a lugares montañosos, donde el pastor se afana cortando ramas de los arbustos que tienen hojas verdes, o retoños tiernos, que las ovejas y las cabras pueden comer. Esto es lo que Isaías quiso decir cuando expuso: "Como pastor apacentará su rebaño" (Isaías 40:11)(Isaías 40:11).

Salmo 23, 1-4 dice: " El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombras de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento".

"En buenos pastos las apacentaré, y en los altos....Continúa siguiente tratado.....

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén