COMIDA DE PUERCOS

En Lucas 15.11-32 leemos la historia del Hijo Pródigo, que es la historia de muchos cristianos. Hay algo que el Señor quiere enseñar al cristiano de hoy en sus luchas por mantenerse fiel a Dios y en pureza de espíritu, alma y cuerpo.

Cuando el hijo se apartó de la casa de su padre cometió un gran error. En la casa de su padre podía comer manjares deliciosos en abundancia, disfrutar de abundancia y gozo, estar libre de preocupaciones, vivir con comodidad y abundancia, en cambio prefirió aventurarse a buscar el gozo fuera de su casa para terminar decepcionándose y sufriendo las consecuencias de su error.

Pero él "se fue LEJOS a una provincia APARTADA" (v.13), huyó de la presencia de su padre, huyó de la seguridad, de la abundancia, del disfrute. Y cuando se gastó lo que tenía, tuvo que ir a cuidar puercos, cayó en la miseria y la necesidad, él, que no había conocido el hambre, deseaba comer la COMIDA DE LOS PUERCOS. Realmente no tenía buen aspecto, estaba sucia, no deseaba saborearla, solo "deseaba LLENAR SU VIENTRE de las algarrobas que comían los cerdos" (v. 16).

¿Cuántos cristianos han estado en la casa del Padre comiendo alimentos espirituales deliciosos?, han estado gozándose en la Palabra, en la comunión secreta con Cristo, y en el compartir de los hermanos, todas estas cosas eran preciosas y nuevas cada día, pero... el cristiano comenzó a enfriarse, a dejar de acercarse a su Señor, y comenzó a desear las COSAS DEL MUNDO, su apetito, antes centrado en las cosas espirituales, ahora se ha vuelto a las cosas de este mundo, y su DELEITE es con el brillo del falso gozo, y con la FALSA SEGURIDAD que da el DINERO.

Cuando el cristiano deja de alimentarse de las cosas espirituales y empieza a comer las cosas terrenales, empieza a ABURRIRSE de Dios (Isaías 43,22). La comunión le parece interminable, la lectura de la Biblia insulsa, las reuniones le parecen un rito vacío. En cambio, ¡los programas de Televisión le encantan!, conoce las tertulias y los últimos detalles del mundo de la farándula , su ilusión es ir al cine a ver una película o adquirirla en el centro de video, Ha perdido el apetito de Dios. Ahora desea comer comida de puercos. La comida de puercos, sólo es buena para llenar el vientre. No es deliciosa como los manjares espirituales. La comida de puercos no está hecha para un hijo de Dios, sino para los hijos de ira.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén