LA VIRGINIDAD

Vamos al prostíbulo - le dijo un joven a su compañero de estudio, lógicamente inconverso.

¡No! - le respondió - eso se llama FORNICACIÓN y Dios no quiere que los jóvenes hagan esas cosas. Los fornicarios NO IRÁN al reino de los cielos. ¡¿Qué?!, ¡pero si eso es normal!, ¡todos los muchachos lo hacen!, ¡¿cómo Dios te va a prohibir eso, si es normal?!.

Realmente, el joven se sorprendió muchísimo al enterarse de la Palabra de Dios, él estaba convencido de que la fornicación no era mala porque todos lo hacían, ¡era como respirar!. Lamentablemente hoy muchos jóvenes siguen creyendo lo mismo y pensando igual, pero la Palabra de Dios dice: "Huíd de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca" (1 Corintios 6:18).

¿QUE ES FORNICAR? Una relación sexual ilícita. Relación sexual voluntaria entre personas no casadas. Difiere del adulterio en que este último se comete cuando al menos una de las personas es casada. Es tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, esto es PECADO delante de los ojos de Dios.

Piensan muchas personas que la virginidad es un concepto antiguo de la edad media, pero ¡eso no es cierto! Aunque muchos "doctores" de este siglo digan que es normal mantener relaciones sexuales antes de casarse y que para eso existen muchos métodos anticonceptivos, que "nadie os engañe con palabras vanas" (Efesios 5:6).

Aunque digan QUE NO ES MALO FORNICAR PORQUE TODOS LO HACEN; la Biblia nos enseña que el pecado no se define desde la posición del hombre, sino desde la posición de Dios. Su palabra dice: "Huíd de la fornicación" y todo el que la desobedece peca. El que la mayoría lo haga no significa que Dios lo aprueba. Los jóvenes cristianos deben ser luz en las tinieblas.

¿Qué decisión tomarás?, ¿obedecer a Dios o seguir la corriente de este triste mundo sólo por no quedar "avergonzado" delante de tus amigos -as, a costa de tu felicidad y salvación eterna?. Cristo te ama, ¡acéptale en tu corazón! y únete a las filas de los jóvenes felices que pueden decir: ¡la virginidad no es medieval". "Pero fornicación y toda inmundicia,.. ni aún se nombre entre vosotros, como conviene a santos" (Efesios 5:3).

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén