AYUNO DESTRUYENDO COMPLOT DE MUERTE

Continuación de los tratados 1713 al 1719. En el cuarto día de ayuno, el miércoles 14 de marzo del 2007, creemos que a través del ayuno que realizó la Iglesia, Dios nos libró de la muerte. Por eso, le llamamos AYUNO: DESTRUYENDO COMPLOT DE MUERTE.. El Señor nos llevó al libro de Ester.

En el Antiguo Testamento encontramos una historia fascinante de Ester, quien sufría al saber que Amán, el Primer Ministro de la región, tenía como propósito la destrucción de la raza Judía de Babilonia.

Mardoqueo, el primo hermano y padre de crianza de Ester, llegó a ser empleado del gobierno, y durante el ejercicio de su cargo frustró un complot de asesinato. Pero el ambicioso y egoísta Amán es designado como segundo en poder en el imperio. Cuando Mardoqueo se niega a inclinarse ante él, Amán se enfurece y decide destruir a Mardoqueo y a todos los judíos junto con él.

Aman tenía planeado matar al tío de Ester, Mardoqueo (un Judío), colgándolo públicamente. Ester le comentó a su tío Mardoqueo:"Ve y reúne a todos los judíos que se hallen en Susa, y AYUNAD por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente… y si perezco, que perezca". (Ester 4:16) Ester ayuna para salvar a Mardoqueo. Ester 4:16; 7:10. Como resultado del ayuno de tres días, la vida de Mardoqueo fue salvada (Ester 7:10).

La protección que Dios da por el Ayuno de Ester es similar a la protección que Dios dio a Israel mientras huía de Egipto en el desierto de Sinaí: "Dios iba delante de ellos de día en una columna de nube.... y de noche en una columna de fuego" (Éxodo 13,21). Cuando los ejércitos egipcios atacaron a Israel por atrás. "Asimismo, la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas" (Éxodo 14,19). El Ayuno de Ester es una apelación a Dios para que se convierta "en la retaguardia" para nosotros y para otros, protegiéndonos donde somos más vulnerables.

Creemos que Dios usó el Ayuno de Ester como herramienta para prevenir el peligro. Venía un espíritu de muerte sobre la Iglesia, pero Dios advirtió y, el ayuno fue el mecanismo para deshacer toda arma forjada de Satanás. Gracias Señor, porque nos has protegido de las fuerzas del mal a través de este ayuno. Tú protección me cubre a mí y a otros, de toda fuerza de oposición.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén