EL AYUNO Y LA ORACIÓN ·1

En Esdras 8,21.23 leemos: " 21Después de esto nos reunimos junto al río de Ahavá, y allí mismo ordené que hiciéramos un ayuno para humillarnos ante nuestro Dios, y así pedirle que protegiera a nuestras familias y pertenencias durante el regreso a Jerusalén......23Así que ayunamos y oramos a Dios pidiéndole que nos cuidara, y él nos escuchó".

Dice Nehemías 9,1-3: "1El día veinticuatro del mes de Etanim, los israelitas se reunieron para ayunar. Para demostrar que estaban arrepentidos, se pusieron ropas ásperas y se echaron tierra sobre la cabeza. 2Después de apartarse de todos los extranjeros, se pusieron de pie, confesaron sus pecados y reconocieron la maldad de sus antepasados. 3Durante tres horas permanecieron en ese mismo lugar, mientras se les leía el libro de la Ley de Dios. Las tres horas siguientes las dedicaron a confesar sus pecados y a adorar a Dios".

El Espíritu Santo, a través de la PROFECÍA, dijo el sábado 10 de marzo 2007 que el enemigo está herido, que el pirata se quedó sin una mano y sin un pie, pero que puede hacer mucho daño. Lo que viene para Pérez Zeledón, Costa Rica y las naciones es grande; pero el enemigo intenta detenerlo de muchas maneras. A partir del Domingo 11 de marzo se debía iniciar una semana de labor, UNA GRAN MARCHA DE AYUNO Y ORACIÓN en la que todos ibamos a trabajar como en ESTADO DE EMERGENCIA. En Costa Rica según la declaración de un estado de emergencia, éste servirá para tomar medidas concretas que ayuden a la respuesta a largo plazo ante la tragedia.

"Una de las tareas más costosas y más largas en una emergencia es el proceso de reconstrucción, en las cuales habrá que reubicar viviendas, desarrollar un programa de financiamiento para los agricultores que perdieron sus cultivos, intervenir puentes, intervenir alcantarillas, reparar caminos, etc.".

Y eso es lo que está pasando en esta nación, según se ha ido alejando de Dios, sus enemigos se han multiplicado, sus tragedias, sus calamidades han crecido y se han hecho mayores.

¿QUÉ HA PASADO? La iglesia también ha ido en decaimiento. Su aceite, su unción se ha secado. Su gozo, su vino ha decaído y su pan, su palabra también ha dejado de ser la lámpara que ilumina.

Continúa siguiente tratado

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com +

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

 Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén