HUELLA GENÉTICA EN BENJAMÍN ·19

Lea Génesis 49, 27: "Benjamín es lobo arrebatador; A la mañana comerá la presa, Y a la tarde repartirá los despojos".

Representa al CRISTIANO UNIFICADOR. Representa al cristiano sometido a la autoridad y que siempre anda buscando la unidad. Le huye a los Simeón y Leví. Donde todos ven división y contienda, él promueve la unión y armonía. Demasiada gente divide la Iglesia del Señor. Ni Satanás era tan divisor como la gente: tenía claro que un reino dividido se destruye asimismo.

Dios quiere hacer de nosotros una comunidad ejemplar. Es decir que nosotros seamos, una familia que con el paso de los años, cada día mostremos más y más de la excelencia del Reino de Dios. O que la gente mire nuestra vida familiar, mire el orden de nuestros hogares, mire a nuestros hijos crecer como plantas, como palmeras rectas junto a aguas corrientes. Que vea nuestras finanzas bendecidas, que nuestras casas quizás no sean mansiones, pero que sean donde la gente entre y sienta el orden de Dios.

Un pueblo que tenga orden y disciplina, cuyas relaciones, unos entre otros sean relaciones de transparencia, de honestidad, de buena comunicación, de resolución de conflictos, de perdonarnos unos a otros, de tolerarnos unos a otros, de darnos espacio unos a otros para crecer, de cometer errores y que haya paciencia para perdonarlos. Son los que luchan, con la ayuda de Dios, para derribar los muros de la división y la desconfianza.

La Biblia dice en 1 Corintios 1:10, "Que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer". Un grupo de personas no llegará a estar de acuerdo en todo pero pueden trabajar juntos, en armonía, si están de acuerdo en lo que realmente importa: Cristo Jesús como Señor de todo. Como creyente, debe hablar y actuar de tal manera que incremente la armonía. Diferencias insignificantes no debieran dividir a los cristianos nunca.

Pablo habla de guardar la Unidad en Efesios 4:3: "solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz". Esto significa vivir en paz los unos con los otros. Recuerde, que hay suficiente de carne en muchos cristianos como para arruinar una iglesia local o cualquier otra obra de Dios. Pero ello se evita desechando nuestros mezquinos deseos y trabajando por la paz del Señor.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén