HUELLA GENÉTICA EN JOSÉ ·18

Leemos en Génesis 49,22- 26: "Rama fructífera es José, rama fructífera junto a una fuente, cuyos vástagos se extienden sobre el muro. 23Le causaron amargura, le asaetearon, y le aborrecieron los arqueros; 24Mas su arco se mantuvo poderoso, y los brazos de sus manos se fortalecieron. Por las manos del Fuerte de Jacob, Por el Dios de tu padre, el cual te ayudará, Por el Dios Omnipotente, el cual te bendecirá, con bendiciones de los cielos de arriba, Con bendiciones del abismo que está abajo, Con bendiciones de los pechos y del vientre. 26Las bendiciones de tu padre fueron mayores que las bendiciones de mis progenitores; Hasta el término de los collados eterno, Serán sobre la cabeza de José, Y sobre la frente del que fue apartado de entre sus hermanos".

La historia de José se encuentra en Génesis 30.22-25; 37-50, y es una de las más emocionantes de la Biblia. José se nos presenta como el hijo más amado de su padre, el hermano más odiado por sus hermanos y como el mejor hermano de todos los siglos. Tanto amó a sus hermanos que les perdonó el haberlo vendido como esclavo, les salvó la vida y los colmó de bienes, llorando al verlos, después de larguísima ausencia. José se convirtió en guardián y amigo de todos los prisioneros. Fue distinguido estadista, esposo fiel y padre ejemplar, guiado en todo por el Espíritu de Dios. Mereció mención entre los héroes de la fe en Hebreos 11, 22 por haber previsto el éxodo de Egipto de su pueblo y por haber dado «mandamiento acerca de sus huesos».

Es el CRISTIANO SOÑADOR. El que cree en los sueños que Dios pone en su vida a como de lugar. Es el cristiano obediente al propósito de Dios y lucha por esos sueños, inclusive, muere luchando por esos sueños. NO le afecta lo que digan los otros. Tienen sus ojos muy bien puestos en Dios, no en la gente. Hechos 7, 9-10 y Eclesiastés 4,4 dice que los que hacen las cosas como Dios las quiere son objeto de envidia. Son los que se afirman en las promesas de Dios y cumplen todo lo que él les pida para llevarlas a cabo. Porque saben que el cielo y la tierra pasarán pero sus palabras no. El que no esté dispuesto a poner su corazón no en lo que el hombre piensa, sino en lo que Dios dice, no puede ser generación José. Dios fructifica a aquellos que tienen un corazón puesto en él. La Biblia dice que entre más hablaban de José, más lo prosperaba Dios. Entonces, no se sienta mal cuando hablen de usted, porque Dios te multiplicará sus bendiciones.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén