Donar

RELATOS BÍBLICOS DE CANCELACIÓN DE DEUDAS

Número 166

ImprimirCompatir por email

En el Nuevo Testamento leemos sobre una deuda cancelada, correspondiente a una cuenta de impuestos. Un gran número de hijos de Dios enfrentan impuestos vencidos.

El relato de la cancelación de esta deuda milagrosa está en el capítulo 17, 24-27 de Mateo. Allí encontramos a un colector de impuestos confrontando a Simón Pedro. El colector de impuestos le preguntó si Jesús pagaría sus impuestos ( tributo ). Simón Pedro inmediatamente le dijo al hombre que Jesús lo haría. Cuando Pedro dejó al colector de impuestos para buscar suficiente dinero de la tesorería, nuestro Señor puso en marcha un milagro de cancelación de deudas que pagó sus cuentas de impuestos. Jesús envió a Pedro a que fuera a pescar. Ahora por favor fíjese que este es un viaje especial, ya que es para pescar un solo pez. Pero la diferencia consistía en que este pez tenía dinero en su boca. Mateo 17,27 lo dice: ..vé al mar, echa el anzuelo, y el primer pez que suba, tómalo. Cuando abras su boca encontrarás una moneda, que será suficiente para pagar mi impuesto y el tuyo; llévala y págalos ". Dios realizó una cancelación de deudas milagrosas para Jesús. Diga en voz alta, como si realmente lo sintiera: " MI DIOS ES UN DIOS QUE CANCELA DEUDAS ".

Usted encontrará muchas otras cancelaciones de deudas milagrosas a lo largo de la Palabra de Dios. Los cuatro relatos siguientes le continuarán ayudando a establecer esta verdad en su corazón y mente. Nuestro Dios tiene más que poder para cancelar su deuda. El es, de hecho, el Dios que cancela la deuda de su Pueblo una y otra vez.

Leamos los siguientes relatos:

1. Un esclavo Onésimo fue liberado de su deuda. ( Filemón versículos 10 al 19 ).

2. El padre del rey David también fue liberado de su deuda. ( 1 Samuel 17, 25 ).

3. Toda la nación de Israel obtuvo cancelación de sus deudas por siete años. Esta cancelación de deudas tomó lugar durante " el año de desprendimiento". ( Deuteronomio 15, 1-2).

4. Al final de cada período de 50 años, Israel celebraba una fiesta de cancelación de deudas especial. Se llamaba " Jubileo ". Durante ese tiempo, todos los acreedores cancelaban todas las deudas y devolvían todas las propiedades a sus dueños originales ( Levítico 25).

Ahora que sabe que Dios ha cancelado deudas antes, quiero que agregue a su conocimiento que Él es el mismo ayer y hoy y será el mismo por siempre. Empiece a experimentar el poder de Dios fluyendo en tu vida para salir de la deuda.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración 2008