HUELLA GENÉTICA EN ASER ·16

Continuación Tratado 1707 y 1708  hay que amarlo por sobre todas las cosas. Hay que ser ferozmente fiel a El. Hay que desvelarse por El. Cuando Dios te llama, mira, salta de tu cama y ve a donde sea. Cuando Dios te dice ‘dale a alguien’, dale con creces. Cuando Dios te dice ‘atiéndeme a alguien’, atiéndelo. Cuando Dios te dice ‘sirve a mi pueblo’, sirve a su pueblo. Hay tanta gente que Dios quiere bendecir en Su iglesia, pero muchos creyentes le dan al Señor con cucharitas. Dios no va a bendecir de esa manera. Dios bendice a la persona generosa con El.

Dale al Señor con creces. Así es que la bendición de Dios va a fluir en tu vida. Así es como Dios te va a bendecir. No más excusas para el Señor. Las excusas siempre van a estar allí, pero lo único que convence al Señor es un corazón guerreramente apasionado para con El. Gente que le de a Dios a tiempo y fuera de tiempo, de madrugada y tarde en la noche y a mediodía también.

Génesis 26, 12-14 dice:" Ese mismo año, Dios le dio a Isaac una cosecha tan abundante, que produjo cien veces más de lo que había sembrado en aquella tierra. Así ganó Isaac mucho dinero, y llegó a ser muy rico y poderoso. Llegó a tener tantas ovejas y vacas, y tantos sirvientes, que despertó la envidia de los filisteos". Hay una promesa del cielo para este año. Es el año de la sobreabundancia.

Hay tanta abundancia para la Iglesia que va generar envidia de los incrédulos. ¿Cuál es el secreto? Isaac sembró y sembró en buena tierra. No es simplemente dar dinero, sino donde lo estás dando. La buena tierra representa a los Ministerios o Iglesias cristianas que son guiadas por el Espíritu Santo, y por lo tanto, todo lo que hacen es lo que Dios quiere que se haga. Por ende, la cosecha que producirá todo lo que siembres o hagas por ese Ministerio, recibirá del cielo cien veces lo que tú has dado. ¿Porqué? Porque el cielo honra esa siembra.

En las Escrituras en el libro de Corintios dice que si nuestra siembra es solo para este tiempo no estamos entendiendo el sublime propósito de la obra de Jesucristo. Dice también que si solo vivimos un cristianismo donde nuestras acciones son para este tiempo, para los 80, 90 o 120 años que vivamos, somos dignos de lástima.

Pregunto: ¿Las acciones que estás tomando son siembra para ahora o estás sembrando para la vida eterna? 

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén