HUELLA GENÉTICA EN ASER ·15

Continuación Tratado 1707 . su ropa lavada, aplanchada y perfumada.! Me gustaría ver eso en video cuando llegue al cielo algún día.

Dios les proveyó calefacción divina, todas las noches con una columna de fuego que los guiaba y les alumbraba su campamento todas las noches. Y durante el día les proveyó dirección con una columna de humo que le guiaba por donde tenían que ir. Y Dios, dice la palabra que les proveyó maná, comida de príncipes, directamente del cielo. Quizás no tenía el ajo y la cebollita que a ellos les gustaba en Egipto, pero era comida nutritiva. Yo imagino que esa comida, si la analizáramos hoy en día, descubriríamos que tenía los nutrientes que el cuerpo necesita para estar saludable, porque venía de Dios. Dios era el cocinero de esa comida. Les proveyó maná todos los días, no les faltó nunca Maná. Aunque no era la comida abundante y sabrosa que ellos querían, era lo que necesitaban, sobre todo, para ese pueblo carnal, pues eran carnívoros y carnales, las dos cosas a la vez. Y Dios dijo ‘no más carne para ustedes por un buen tiempo para que aprendan a ser espirituales. Les voy a dar maná’, porque a veces de nuevo Dios quiere crear carácter.

Yo creo que Dios a veces puede ponernos a pasar por un tiempo de carencia porque ese tiempo de carencia va a formar carácter en nosotros. Carencia muchas veces lleva a carácter y por eso Dios a veces permite que su pueblo pase por un tiempo de escasez . Pero, cuando usted ha aprendido carácter, Dios entonces envía prosperidad y bendición a su vida, porque ya la lección perdió ya su utilidad y ahora usted puede moverse en la prosperidad de Dios.

Yo creo que el estado natural, normativo del pueblo de Dios es la prosperidad, es la abundancia. Es el tener lo suficiente para las necesidades de cada día, y hasta un poquito más también. Y Dios quiere bendecirte en esa manera.

Tú tienes que tener esa expectativa de que Dios te quiere bendecir en las finanzas. Cada bendición tiene su condición también y es en el área de uno como seguidor de Jesucristo, ser contundente y fiel con el Señor, en el diezmo y ofrendas por ejemplo y, en los bienes de uno. No seas tacaño con el Señor.

Yo creo en un Dios que prospera. Yo creo en un Dios que bendice. Pero hay que ser íntegro, hay que darle al Señor, CONTINÚA TRATADO SIGUIENTE. 

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén