HUELLA GENÉTICA EN GAD ·12

Génesis 49,19 dice: "Gad, ejército lo acometerá; Mas él acometerá al fin". Hijo de Jacob. Su madre fue Zilpa, la joven siriaca que Labán dio a su hija Lea en calidad de sierva (Génesis 29.24). Lea misma, al ver que ya no engendraba hijos, tomó a Zilpa y la dio a Jacob por esposa, la cual concibió y dio a luz a Gad.

REPRESENTA AL CRISTIANO INSPIRADOR O PROFÉTICO. Gad es alguien que pasó las mil y una pruebas, pero que se levantó victorioso y puede inspirar a otros. Tal como Job y el mismo Pablo. Son gente que lo analizan todo. El Gad puede no conocer de ciertas cosas pero el cielo se las revela como si las conociera ampliamente. Jesús estuvo envuelto en el ambiente de carpintería, no conoce mucho de pesca, pero le revela a un experto en la pesca que es Pedro y que ha pasado una noche en vela porque no ha pescado nada, donde es que se encuentra la mina de peces. El Gad no necesariamente tiene sabiduría de estudios, de Universidad, pero si la tiene del cielo mismo.

Un creyente inspirador o profético busca a Dios y le obedece porque sabe que Dios nunca se equivoca. Dios intervino sobrenaturalmente y canceló la deuda de una mujer. El lo hizo el mismo día que sus dos hijos serían esclavos de sus acreedores. Encontrará el relato de este milagro de cancelación de deudas, en el capítulo 4 de Segunda de Reyes. Las Escrituras dicen que el esposo de la mujer pobre había muerto. La Biblia dice que sus dos hijos tendrían que haber pasado muchos años trabajando duro para pagar las deudas de su padre.

Como último recurso, la viuda buscó al hombre de Dios para que le ayudara con su problema económico. Así que, le contó sus circunstancias, y él le habló una palabra poderosa para librarla. El le dijo que debería pedir prestado vasijas, muchas vasijas. Luego ir a su casa y empezar a echar el poco aceite que tenía en las vasijas que había pedido prestadas.

En cuanto obedeció al profeta, su cancelación de deudas milagrosa empezó a materializarse. Fue un milagro tan poderoso que hizo que ella y sus dos hijos quedaran completamente libres de deudas y económicamente independientes para toda la vida. Su pequeña cantidad de aceite milagrosamente se multiplicó en muchos galones de aceite. CONTINÚA SIGUIENTE TRATADO

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén