Donar

PROTECCIÓN DEL CIELO

Número 1679

ImprimirCompatir por email Versión paginada

El Espíritu Santo, el sábado 10 de febrero 2007, a través de la profeta Lena dijo: "Yo veo en este lugar una fogata, donde el fuego es muy fuerte. Pero hay manos que quieren echar agua. Pero si ustedes siguen orando, clamando y ayunando, por más agua que quieran echar, el fuego no se apagará".

Leemos en 2 Corintios 10:3-5 "Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne, porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo."

Si usted no usa las armas que el Señor Jesús nos ha dado, va a ser derrotado. Otra mentira de Satanás es que muchos cristianos crean que los demonios no nos pueden herir por causa de Jesús. La verdad es que si no tomamos en serio lo que el Señor nos dejó, seremos destruidos por falta de conocimiento (Óseas 4:6).

La sangre de Jesús es nuestra arma número uno. Cúbrase, cubra a su familia, casa y posesiones en la sangre de Jesús. A los demonios les molesta sobremanera cuando usted hace esto.

Unja su casa con aceite. Génesis 28:18; Éxodo 25:6; Ex 30:25,31. El aceite por si mismo nada hace pero representa al Espíritu Santo. Es por ello que lo usamos. Después de ungir su casa, puertas, ventanas, camas, etc. - ordene a todos los demonios salgan fuera en el nombre de Jesús. Esta operación no es única. Repítala con la frecuencia que desee.

Ore antes de salir de la casa. En nombre de Jesús, tome autoridad y dominio sobre todos los lugares, personas o cosas por donde tengas que transitar. Pide al Padre Celestial que envíe sus ángeles delante de usted donde quiera que vaya.

El ayuno es también una arma que usamos contra nuestros enemigos. Como vemos en Isaías 58:6, el ayuno quiebra el yugo. "¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?".

La palabra de Dios nos dice que debemos vigilar y orar en Marcos 13:33. Debemos leer y estudiar la palabra de Dios y pedir sabiduría, entendimiento, conocimiento y discernimiento.

 Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderón@casadeoracióncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema
Busca tratados con contenidos similares

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo