¿QUÉ ES EL CARÁCTER? ·3

CONTINUACIÓN TRATADO 1684 Y 1685

El carácter, es algo que necesitamos obtener, que necesitamos cultivar. El carácter no se logra en un momento, es un trabajo continuo de los padres hacia los hijos.

El carácter se forma en cada circunstancia difícil que al niño u joven se le presenta. Continuamente debemos estar instruyendo a nuestros niños u jóvenes. Cuando un niño sufre una derrota, tiene una presión grupal en la escuela o está atravesando una situación difícil ya sea con sus hermanos, con sus padres, en una enfermedad, pero si usted le enseña a tener una actitud correcta, usted le está formando carácter.

Le daré un ejemplo: En una universidad existía un joven cuadripléjico. No podía mover sus extremidades, tenía muchas limitaciones físicas. Pero este joven era un estudiante de calidad, se superaba en la vida con una actitud correcta, y en una ocasión escuchó que en esa universidad había una persona con el mismo problema.

Lo primero que sintió fue un deseo de ir a conocer a ese otro joven, y se pusieron de acuerdo para platicar. El otro joven siempre se quejaba, estaba enojado en contra de la vida. Se preguntaba porqué le pasaban a él esas cosas, comenzaba a maldecir, todo lo veía oscuro y negativo, tenía una actitud negativa hacia la vida. Le echaba la culpa a los padres, a las circunstancias, a todos.

Cuando el joven que tenía un carácter y actitud correcta oyó al otro joven, no dejó de decirle: "mira yo estoy en la misma condición que tú, pero mi madre me ha enseñado a amar la vida, que en los momentos difíciles debo de tener una actitud correcta y ser alegre aún en medio de las circunstancias. Mi madre me enseñó a vivir la vida".

Aunque tenían el mismo problema, la forma de ver las cosas era totalmente diferente. Eso hace la diferencia en el carácter. Necesitamos formar el carácter de los niños y jóvenes. Esta es la diferencia entre un triunfador y un fracasado.

Cuando el carácter se ha formado y se ha forjado, entonces es algo que brilla, como el diamante, en cualquier lugar. Es algo que vale, que va a permanecer y que va a marcar para bien a la persona y le va a hacer una grande bendición. Donde otros fracasan se requiere carácter para lograr el éxito que tanto anhelamos y esta va a ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

 Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén