EXPULSANDO ESPÍRITU DE REBELIÓN ·4

CONTINUACIÓN DEL TRATADO 1680,1681 Y 1682...

en una habitación grande. En esa habitación se guardaban las ofrendas de cereales, el incienso, los utensilios y los diezmos de trigo, vino y aceite. Todo esto era para los sacerdotes, sus ayudantes, los cantores y los vigilantes de las entradas" (Nehemías 13,4-5). Se le permitió, se le dio libertad al demonio para que entrara a tomar posesión de las bendiciones que Dios tiene para Su pueblo.

¿Qué hizo el amonita, demonio en nuestro caso, con lo que estaba en la habitación? Dice el versículo 8 que el amonita había trasladado todos sus muebles a la habitación, Además, en el versículo 10, menciona que a los ayudantes de los sacerdotes los había dejado sin alimentos, por lo que ellos y los cantores tuvieron que irse a sus propios campos. El enemigo se ha acomodado placidamente en nuestras bendiciones y, su propósito es dejarnos sin las mismas, sacarnos del Ministerio y regresar a los campos de miseria.

¿Cuál fue la disposición de Nehemías? 1) Mandó que purificaran el lugar (versículo 9ª). 2) Dio instrucciones para que allí volvieran a colocar los utensilios del templo, los cereales y el incienso 3) Reprendió a las autoridades por haber descuidado el templo de Dios (versículo 11). 4) Colocó de nuevo, en sus respectivos puestos a los ayudantes de los sacerdotes y cantores (versículo 11). 5) Todos los de Judá trajeron a las bodegas del templo los diezmos de trigo, vino y aceite (versículo 12). 6) Puso a hombres de confianza como jefes de las bodegas (versículo 13). 7) Ordenó que los portones de Jerusalén se cerraran en cuanto empezara anochecer el viernes, y que no se abrieran hasta el anochecer del sábado (versículo 19). 8) Ordenó a los ayudantes de los sacerdotes que se purificaran , y fueran a vigilar las entradas para que se respetara el día sábado (versículo 22)".

Ante esta realidad, como Iglesia debemos actuar. 1) Debemos ungir el lugar. 2) Confesar y profetizar que todas las bendiciones regresen a la Casa del Señor. 3) Conciencia a la iglesia de lo que los demonios ha querido sembrar en cada uno de sus miembros. Un auto análisis si han sido tocados por esos demonios. 4) Realizar acto profético en el cual la Iglesia reprende a estos cinco demonios y los expulsa. 5) Confesar que las bendiciones están nuevamente en nuestras manos y nunca más serán quitadas. 6) Pactar con Dios que vamos a obedecer todo lo que Él ha pedido.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén