Donar

LOS SUEÑOS DE JOSÉ.

Número 1651

ImprimirCompatir por email Versión paginada

La Palabra de Dios nos enseña en Génesis 37:2-8 dice:"Esta es la historia de la familia de Jacob: José, siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas con sus hermanos; y el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa, mujeres de su padre; e informaba José a su padre la mala fama de ellos. Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores. Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente. Y soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle más todavía. Y él les dijo: Oíd ahora este sueño que he soñado: He aquí atábamos manojos en medio del campo, y he aquí que mi manojo se levantaba y estaba derecho, y que vuestros manojos estaban alrededor y se inclinaban al mío. Le respondieron sus hermanos: "¿Reinarás tú sobre nosotros, o señorearás sobre nosotros? Y le aborrecieron aun más a causa de sus sueños y sus palabras".

Cuando una persona tiene un sueño de Dios la gente lo nota y se empiezan a identificar con el sueño ya sea para bien o para mal. Los sueños son el puerto al cual nos dirigimos durante toda nuestra vida.

Sin sueños vagamos por la vida impulsados en algunas ocasiones, llevados hacia ningún lugar por las situaciones y circunstancias temporales, que en la mayoría de los casos determinan quiénes somos, lo que logramos y tenemos.

José siempre soñó y a pesar de las dificultades que pasó para obtenerlos fue un triunfador. José no tenía ni una amargura ni herida en el alma. José nunca se peleó con Dios.

En este día, es necesario que consideres tus sueños. Ya no eres una persona perdida, que vive condenada por el fracaso y la derrota. En Cristo Jesús eres un sacerdote y príncipe del Pastor, del Rey de reyes. Eres un hombre creado a imagen y semejanza de Dios, redimido por la sangre preciosa de Jesucristo.

NO RENUNCIES A TUS SUEÑOS!!! Si miramos a nuestro alrededor puede ser que todo esté mal. Dios lo sabe. Si esperas que algo ocurra, eso ocurrirá. Dios lo sabe. Si haces algo, Dios hará algo. Tu sueño está en un lugar alto. Tu trabajo consiste en hacer los peldaños que te permitirán subir por tu vida para alcanzar tu sueño. Construye cada peldaño con SABIDURÍA,, ella viene de Dios: TOMATE DE SU MANO CADA DIA.  

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderón@casadeoracióncr.com

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema
Busca tratados con contenidos similares

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo