EL ATAQUE DE LOS SAPOS. III PARTE

CONTINUACIÓN DE LOS TRATADOS 1660 Y 1661...

En la India la palabra "rana" significa "nube" . Ellas personifican la tormenta. El espíritu o demonio genera conflictos a nivel de Iglesias. Podemos decir que las tormentas dañan todos los cultivos o, cosechas. Todo lo sembrado por el Señor en nuestras vidas o en las vidas de otros creyentes, se pierden en un momento. Así como en un sembradío cuando pasa la tormenta se ve el caos; de la misma manera, a nivel espiritual cuando pasa la tormenta, el enemigo hará que solo se visualice lo negativo. La tormenta lava la tierra. Esto quiere decir que el enemigo nos va a querer sacar de la cobertura, apartarnos del redil o Ministerio en que hemos sido sembrados. La profecía decía en estos días que el " Señor estaba haciendo como una montaña de arena, pero el enemigo quería lavarla con la lluvia, entonces, nosotros perdíamos la arena. Por ello, debíamos estar atentos y cuidarla". Esto precisamente es lo que pretende el ataque del sapo, el querer quitarnos esa arena o avance espiritual que tenemos, para obstruir de esa forma, el ser bases firmes en el Señor.

LAS MANCHAS DE LAS PIEDRAS PRECIOSAS SE LES LLAMA SAPOS. (OPACA LA BELLEZA). El enemigo quiere opacar la belleza del Ministerio. No quiere que hablemos de esa luz del Señor, quiere apagar ese brillo que el Señor quiere esparcir en las naciones.

También podemos asociar al sapo o rana con divinidades. CHAAC. Ha sido asociado con la rana o sapo. Importante deidad del panteón maya, asociada al agua y sobre todo a la lluvia. Tenía gran importancia y el pueblo lo invocaba para obtener buenas cosechas. Según los relatos, este dios moraba en las cuevas o cenotes (depresiones acuíferas muy comunes en la península).

La Biblia hace referencia a sapos o ranas. Rana: textos bíblicos. Plagas de Egipto Éxodo 8,1-9; Salmo 78,45; Salmo 105,30; Levítico 11,10; Apocalipsis 16,13 SIMBOLO DE IMPUREZA. El apóstol Pablo dijo: 1 Corintios 5: 1: " De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aún se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre".

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: [email protected]  

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración
Buscar tratados similares
ataque los sapos. iii parte