Donar

EL CALZADO DE LA PAZ. PARTE 2

Número 1645

ImprimirCompatir por email Versión paginada

Efesios 6:15 dice: "Y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz". Cuando Pablo habló sobre la armadura de Dios, estaba hablando del poder del evangelio de la paz. Toda brecha de espíritu demoníaco que pueda venir, él los combatía con la paz.

Las sandalias militares: Este calzado era fuerte y estaba bien ventilado, con filas de tachuelas en la suela, sabiamente dispuestas para soportar peso y resistir muchos kilómetros. Esto servia para dos propósitos, primero les servia como un arma ofensiva; y segundo les brindaba mejor estabilidad al pelear sin importar el tipo de terreno en el que se podrían encontrar. Cuando estudiamos la Escritura es imposible no observar que Dios llama a Su pueblo a pararse. Dios llama a Su pueblo a pararse firmemente en su fe, y a pararse firmemente en la verdad de Su palabra. Es por eso que nuestro calzado es tan importante. Nuestro calzado es el evangelio de la paz. Les hablo de esa paz que todo creyente fiel siente en todo momento sin importar la situación o circunstancia. Les hablo de la paz que encontramos descrita en Filipenses 4:7 cuando leemos "Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús." Si no logras sentir esta paz, entonces no le será difícil al enemigo poner espigas afiladas en tu camino. Si no estamos usando la paz que Cristo nos ha entregado, entonces nuestros pies espirituales están descalzos, y no podremos pararnos para defender nuestro territorio.

El calzado cubre nuestros pies para poder caminar sin lastimarnos. La Palabra de Dios y sus aproximadamente 34.000 promesas que están en ella, nos dan la seguridad de estar en el camino correcto. Satanás no nos puede derrotar si caminamos seguros pensando en todas estas promesas y seguimos a Jesús.

Tenemos algo para cubrir los pies, el calzado. Los pies son los que llevan al soldado a la batalla. Espiritualmente, el cristiano ha de estar calzado con el "apresto del evangelio de paz" Esto significa prontitud para servir a Dios. El significado de ser "apresto" es que el cristiano sea rápido para entender su deber. Es por lo tanto, una actitud permanente y atenta para aprovechar cualquier ocasión para predicar el Evangelio de Jesucristo. Y esté siempre listo para irse al combate. Esta prontitud proviene "del evangelio de la paz." Cristo dijo, "La paz os dejo, y mi paz os doy." Juan 14:27.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderón@casadeoracióncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema
Busca tratados con contenidos similares

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo