2007: AÑO DE RECIBIR LA ARMADURA. PARTE 2

CONTINUACIÓN DEL TRATADO 1639... El diablo existe, no es una ilusión, es un espíritu maligno que no tiene cuerpo, también es llamado Satanás que significa "Adversario". El diablo empleará cualquier medio que se pueda utilizar para vencer y destruir a los hijos de Dios.

Dios nos ha prometido una vida de fiesta para este año 2007, pero debemos estar atentos y alertas porque hay un enemigo que quiere "aguarla". No hay que darle espacio, hay que tener una actitud de resistencia ("Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros." Santiago 4:7).D.L. Moody, en su libro: "LA VIDA VENCEDORA" dice: "Mis queridos amigos ustedes y yo tenemos que contender con un terrible enemigo. Que nos les engañe Satanás. A no ser que ustedes estén muertos espiritualmente, habrá guerra. " El diablo empleará cualquier medio que se pueda utilizar para vencer y destruir a los hijos de Dios.

El diablo tratará de tomar por asalto nuestra mente para contaminarla con pensamientos sucios o sueños perversos; atacará nuestra confianza sembrando dudas y sentimientos depresivos; lanzará sus proyectiles encendidos para provocar dolor y sufrimiento; nos amenaza con presentimientos sombríos para quitamos la paz; tratará por todos los medios de apartamos de la iglesia, de hacernos descuidados y perezosos, y sobre todo de quitar nuestra firmeza en la fe. Y hará todo esto si no estamos preparados para hacerle frente bien armados con el equipo de combate que Dios proveyó, para todos sus hijos.

Para resistir las asechanzas de Satanás debemos revestirnos con toda la armadura de Dios. ¿Qué son las "asechanzas"? Son fraudes, embustes, engaños, mentiras, disfraces, apariencias. Todo lo que nos saca de la verdad, lo que Satanás intenta instalar en nuestras vidas para desviarnos del camino.

El apóstol Pablo, nos muestra como ejemplo a un soldado romano y su armadura, común en la época de los primeros cristianos: "Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes." (Efesios 6:13).La armadura no tiene el propósito de vencer al enemigo, sino el mantenernos en la victoria que ya logró a nuestro favor Jesucristo en la cruz sobre las entidades de maldad.

La armadura no tiene el propósito de vencer al enemigo, sino el mantenernos en la victoria que ya logró a nuestro favor Jesucristo en la cruz sobre las entidades de maldad.

Pastor Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: [email protected] 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

 Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén