2007: AÑO DE VERGÜENZA PARA LOS PROFETAS FALSOS. I PARTE

El Espíritu Santo está mostrando que "el 2007 es el año de moverse de 'Misión Imposible' a 'Misión Cumplida.' Este es el año de perfeccionar, completar y terminar" (Concilio Apostólico de los Ancianos Profetas -ACPE en inglés).

El Dr. Apóstol Rony Chaves dice que el Año 2007, será el Año de vergüenza para los profetas falsos. "Dios levantará el mover profético pero traerá vergüenza y derrota a los profetas falsos y aquellos dentro de la iglesia que se han atrevido a profetizar en el Nombre del Señor sin que El les haya dado palabra alguna. Muchos "arqueros" necesitarán la ayuda de profetas maduros para afinar su puntería al lanzar la flecha con el arco. Los profetas padres serán reconocidos y honrados".

Vale la pena destacar, dentro de este contexto, la función profética que es dada a Jeremías durante el principio de su ministerio: "Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca. Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y y para derribar, para edificar y para plantar" (Jeremías 1:9-10).

En esta declaración, la primera expresión del llamamiento profético es juicio. A menos que tengamos un estómago que soporte eso, no nos será concedido el privilegio de la palabra que edifica y planta. Notemos el orden de las palabras: lo más difícil primero. Todo lo que es doloroso para la carne y que nos hará merecedores del desagrado de los hombres tiene que ser declarado primero. El profeta está llamado para arrancar y romper las cosas que son queridas de los hombres. Esto incluye sus tradiciones religiosas, las cosas falsas que ellos han celebrado por generaciones y las cosas a las que ellos quieren adherirse porque tiene que ver con su identidad, su dignidad y la manera en la que se ven a ellos mismos. Los hombres van a matar por eso y aún así el profeta tiene que ir a rasgar y destruir. ¡Y se contenderá fieramente por las cosas que son falsas! Su palabra tiene que ser destructiva antes de ser benevolente. A menos que estemos dispuestos a hablar la palabra destructiva, jamás seremos usados para la benevolencia. . " Los profetas que fueron fieles para hablar la palabra de exilio y de juicio fueron los mismos a quienes les fue concedido el privilegio de hablar la palabra creadora de restauración y regreso".

CONTINÚA PRÓXIMO TRATADO....

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén