LA NAVIDAD Y EL MUNDO

Las Escrituras señalan lo que debe ser un agudo contraste entre el cristiano y el mundo. Ese contraste ha sido mayormente desvirtuado en nuestros días. "No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él" (1 Juan 2:15). "Salid de en medio de ellos, y apartaos" (2 Corintios 6:17). La idea es: No permitamos que el mundo escriba la agenda, no permitamos que el mundo asuma el control, ni que establezca las condiciones. El cristiano está en el mundo, pero no debe ser del mundo. Es un ciudadano de otro país, un desconocido y peregrino aquí.

Lo que realmente estoy cuestionando es si se puede tener una Navidad cristiana. Los aspectos religiosos son la peor parte de la Navidad. No hay una ilustración más mordaz del contraste entre la religión cultural y la fe bíblica que la Navidad. La Navidad promociona un evangelio de imitación que en realidad impide que el mundo entienda el verdadero evangelio. La Navidad presenta un evangelio sustituto con el cual el mundo puede vivir fácilmente. Para el mundo, el mensaje cristiano es simplemente "amor, paz, espíritu dadivoso, un sentimiento de buena voluntad". Ese "evangelio" simplista da a los hombres la justificación suficiente para evitar que entiendan el verdadero evangelio.

El mundo ama la Navidad porque la Navidad promociona un cuadro sentimental de un bebé en un pesebre. La Navidad hace que Jesús siga siendo un bebé en un pesebre. Jesús es falseado por la Navidad. El evangelio es falseado por la Navidad.

La Navidad es el único momento en que una persona impía puede ser religiosa sin peligro. A la mayoría de la gente le gusta hacer algo religioso de cuando en cuando para acallar su conciencia y convencerse de que son realmente buenas personas después de todo; y la Navidad les proporciona la oportunidad perfecta para hacerlo. Es completamente seguro para la mayoría de las personas paganas participar del espíritu de Navidad. Se puede tener el espíritu de Navidad sin tener el Espíritu Santo, sin tener la mente de Cristo. La misma popularidad de la Navidad debería hacer que los cristianos la cuestionaran.

Sí, en realidad, el 25 de diciembre fuera la fecha establecida por Dios para recordar el nacimiento de Jesús, usted puede estar seguro de que el mundo no habría tenido nada que ver con ello. ¿No deberían los cristianos sospechar de una celebración en la cual el mundo pecaminoso entero puede participar sin rechazos?

La misma popularidad de la Navidad debería hacer que los cristianos la cuestionaran. Sí, en realidad, el 25 de diciembre fuera la fecha establecida por Dios para recordar el nacimiento de Jesús, usted puede estar seguro de que el mundo no habría tenido nada que ver con ello. ¿No deberían los cristianos sospechar de una celebración en la cual el mundo pecaminoso entero puede participar sin rechazos?

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén