¿DEBE UN CRISTIANO RENUNCIAR A LA NAVIDAD DE ROMA?

Después de escudriñar las Escrituras y la historia de la Iglesia, he llegado a la conclusión de que no hay nada cristiano en la Navidad; que, en su observación actual, así como en su origen, la Navidad es básica y esencialmente pagana.

Quiero recordar lo que el Divino Maestro decía: "Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ella tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;..." (Juan 5:39).

En el Nuevo Testamento no hay en absoluto ninguna indicación de que los primeros cristianos observaran la Navidad. Puede demostrarse en la historia de la iglesia que, probablemente durante los primeros 300 años después del nacimiento de Cristo, los cristianos no supieron nada de la celebración de la Navidad. Fue sólo al comenzar la Iglesia a alejarse de la doctrina y la práctica apostólicas y derivar hacia a la corrupción que la Navidad comenzó.

¿Cómo, entonces, recibimos nuestros días festivos (días santos) [holidays, en inglés], con sus costumbres y tradiciones, la Navidad, así como la Pascua, La Noche de Brujas? Cada uno de ellos nos ha llegado desde la antigua Babilonia, por medio de Roma, a través de la iglesia católica romana.

Necesitamos revivir el denuedo de los cristianos, tales en la Asamblea de Westminster donde el Parlamento inglés aprobó en 1664 un proyecto de ley prohibiendo la observancia de la Navidad, llamándola un día festivo pagano. En un apéndice a su "Directorio para el Culto Público a Dios", los teólogos de Westminster dijeron: "En la Biblia no se ordena santificar ningún día bajo el evangelio, excepto el día del Señor,.... Los días festivos, vulgarmente llamados 'días santos' [holy days], no teniendo autorización en la palabra de Dios, no deben continuar". (Véase también, de James Bannerman, The Church of Christ, Vol. I, 406-420).

¿Debo renunciar a esta tradición navideña tan firmemente entronizada en nuestra sociedad - y hasta en nuestros corazones? ¿ Debo observarla únicamente como una especie de festival folklórico cultural? La única alternativa es abandonar la Navidad por completo. Estoy convencido de que, por lo que a mí concierne, éste es el único camino a seguir. Estoy llamado como cristiano, a obedecer todos y cada uno de los mandamientos de la Escritura.

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén