CRISTO NO NACIÓ EN DICIEMBRE.

En el libro de Lucas 2:8 dice: "Y había pastores en la misma tierra que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su ganado". Según el pasaje que se acaba de citar, en esa época había pastores que estaban al cuidado de su ganado en la noche. Comentaristas, hombres conocedores del clima en Israel, afirman que a finales de noviembre, los pastores recogían sus ganados por causa de las lluvias y el frío tan fuerte que hace en el mes de diciembre.

En el libro de Esdras 10.7, 9, 13 dice: "E hicieron pregonar en Judá y en Jerusalén que todos los hijos del cautiverio se reuniesen en Jerusalén;... Así todos los hombres de Judá y de Benjamín se reunieron en Jerusalén dentro de tres días a los veinte del mes noveno; [se habla del noveno mes del calendario judío que se llama KISLEU y que de acuerdo con la versión de Scofield dice corresponde a diciembre] y séntose todo el pueblo en la plaza de la casa de Dios, TEMBLANDO POR MOTIVO DE AQUEL ASUNTO Y A CAUSA DE LA LLUVIA... Mas el pueblo es mucho y EL TIEMPO LLUVIOSO, Y NO HAY FUERZA PARA ESTAR EN LA CALLE..."".

LOS PASTORES Y SU GANADO NO SE PODÍAN MANTENER A LA INTEMPERIE en esta época del año, cuanto más el niño Jesús, que lo acostaron en un pesebre en pañales (Lucas 2:12). Jesús mismo atestigua la rigidez del invierno de la tierra de Israel, tanto que dice: "Orad pues, que no acontezca vuestra huida en invierno" (Marcos 13:18).

Por lo tanto Cristo NO NACIÓ EN DICIEMBRE, nació en otoño 3ª estación. Por todos estos datos concluimos que las fiestas de LA NAVIDAD Y LAS POSADAS tienen su origen en el paganismo. La Biblia nos aconseja: "Salid de ella, pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados y no recibáis de sus plagas" (Apocalipsis 18:4).

La Biblia nos dice: "...No sigáis el camino de las naciones... Porque las costumbres de los pueblos son vanidad... vanidad son, obra vana, al tiempo de su castigo perecerán" (Jeremías 10:2,3,15, versión Torres Amat). Este es el castigo de los que siguen mandamientos de hombres y leyes que Dios no ha mandado.

Cristo decía: "En vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Porque dejando el mandamiento de Dios, tenéis la tradición de los hombres..." (Marcos 7:7,8). 

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén