CRISTO AHORA ESTÁ SENTADO EN MAJESTAD Y GLORIA

Ahora, por unos momentos quiero poner nuestra atención en el personaje más importante de todos los tiempos de los seres mortales. Quiero alzar ante su vista al Creador del universo, el Salvador para los pecadores, El que nos justifica ante la presencia de Dios Padre, El que bautiza con el Espíritu Santo y fuego, El todo en Todo: Cristo Jesús, el Hijo de Dios. Él es el "Rey de reyes y Señor de señores" (Apocalipsis 17,14; 19:16). El Señor Jesús es, para todas las cosas, "principio y fin... el primero y el último" (Apocalipsis 1,8; 21,6).

 

Por los ojos de la fe veremos a Cristo con toda majestad: como los ángeles y seres celestiales lo conocen, sentado sobre su trono siendo el objeto central como lo merece, Rey de reyes, y Señor de señores. Los discípulos de Cristo lo vieron en el monte de la transfiguración con toda la gloria que El tenía cuando estaba en el cielo, antes de venir aquí a la tierra, y como El tiene ahora. Su rostro resplandece más que el resplandor del sol. El es el 'Sol de Justicia' .

 

Permítame por unos breves momentos levantarlo y elevárselo en alto ante usted, para que pueda verlo en toda su majestad y gloria, porque nunca ha existido o existirá alguien como El.

Cristo es el Dios Todopoderoso. El es el Lirio de los Valles. El es la Rosa de Sarón. Es la Estrella resplandeciente de la mañana. El es la Luz del Mundo. El es el Pan de Vida. El es el Agua de Vida. El es la Palabra de Dios. El es el Príncipe de Paz. El es el Cordero Pascual, y el Sacrificio Perfecto de la Expiación. El es quien resucitó de la muerte, y quién está sentado a la diestra de Dios Padre en los cielos: intercediendo por nosotros. El es la Piedra Angular de la Iglesia. El es nuestro Fiel Abogado. El es la Puerta que va al cielo. El es el Camino, la Verdad y la Vida. El es el Gran 'Yo Soy.' El es Alfa y Omega ' el principio y el fin de todas las cosas. El es Admirable. El es el Buen Pastor. El es el Padre Eterno. El es Emmanuel. El es el Mediador entre Dios y los hombres. El es la Roca Eterna de los siglos. El es el Mesías Prometido. El es el Autor y Consumador de nuestra fe. El es nuestro Redentor. El es la Resurrección y la vida. El es el Verbo de Dios. El es la Vid Verdadera. El es Jesús, el Hijo de Dios. El es nuestra fortaleza. El es nuestro bendito y adorado Salvador. El es la Esencia de la Vida. El es el Ungido de Dios. El es el Creador de Todas las cosas. El es el Juez quien juzgará a todo ser mortal. El es quien sostiene al cristiano en la hora de la prueba. El es el Sanador de la enfermedad, y el Médico por excelencia.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén