TERCER PECADO CAPITAL DE LOS RICOS.

Estamos reflexionando respecto a una de las profecías de los últimos tiempos, referente a la acumulación de riquezas. En el contexto de esta profecía, encontramos cuatro pecados capitales de los ricos. Le ruego ver al respecto, los tratados ·1594, · 1595, ·1596, · 1597, · 1598. El tercer pecado capital de los ricos que enfoca Santiago, se refiere a la lujosa vida de los ricos.

La Palabra de Dios dice: " Ustedes los ricos han vivido con mucho lujo, y se han dado la gran vida en esta tierra. Han engordado tanto que parecen ganado listo para el matadero". (Santiago 5,5).

Joyas caras, elegantes vestidos, comidas suntuosas y hogares como palacios: ¿ cómo malgastar su dinero en el yo cuando hay multitudes con necesidades desesperadas, ? O para traerlo a nuestros propios días, ¿ cómo justificar la riqueza y extravagancia del pueblo cristiano ? Vivimos en un mundo donde miles de seres mueren a diario de hambre. Más de la mitad de la población del mundo nunca ha oído hablar del Señor Jesucristo. En un mundo así, ¿cómo puede justificar un cristiano sus autos deportivos, limusinas, lanchas rápidas? ¿cómo gastar el dinero del Señor en caprichos personales?

La clara enseñanza de las Escrituras, la abrumadora necesidad del mundo, el ejemplo del Salvador Jesucristo y el simple instinto de la misma compasión nos dicen que está mal vivir con comodidad, lujo y holganza mientras hay una sola alma que no ha oído el evangelio. No se puede malgastar una riqueza mientras se ignora al prójimo.

La Palabra de Dios dice en 1 Timoteo 6,7 al 10: "Porque, cuando nacimos no trajimos nada al mundo, y cuando, y cuando muramos tampoco podremos llevarnos nada. Así que debemos estar contentos de que tenemos ropa y comida. Pero los que sólo piensan en ser ricos caen en las trampas de Satanás. Son tentados a hacer cosas tontas y perjudiciales, que terminan por destruirlos totalmente. Porque todos los males comienzan cuando sólo se piensa en el dinero. Por el deseo de amontonarlo, muchos se olvidaron de obedecer a Dios y acabaron por tener muchos problemas y sufrimientos ".

"Ganado listo para el matadero". Esta es una expresión tomada de Jeremías 12,3 y asume un significado escatológico, es decir, se usa para el día del juicio. Los ricos opresores están ignorantes de los juicios que les sobrevendrán.

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com  

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén