Donar

¿ DEBE UN CRISTIANO JUGAR A LA LOTERÍA U OTROS JUEGOS DE AZAR ?

Número 1575

ImprimirCompatir por email Versión paginada

No hay ningún lugar específico en la Biblia que prohíba los juegos de azar, sin embargo, si contiene muchos principios que deben hacerle dudar de que la práctica de estos juegos sea la que Dios aprueba para un Cristiano:

1. En su Palabra, Dios muestra al trabajo como la manera normal de ganar el dinero que se precisa para vivir (Efesios 4:28; II Tesalonicenses 3:12; Proverbios 31). Cuando una persona no puede trabajar, la segunda opción es la oración (Filipenses 4:6, 19).

2. Todas mis entradas le pertenecen a Dios, no a mí (Salmo 24:1), y yo no debería utilizarla como a mí me parece. Yo soy un mayordomo de Dios y debo utilizar el dinero de acuerdo a los propósitos de Dios. Los Cristianos son llamados a suplir las necesidades de sus familias (I Timoteo 5:8), y también compartir con otros, particularmente con otros cristianos que tienen necesidad (2 Corintios 8-9; Gálatas. 6:6-10; 3 Juan). Pregunta: ¿Desea Dios que yo utilice mi dinero para comprar un billete de lotería?.

3. Dios utiliza el dinero para lograr importantes propósitos para mi vida: a) Suplir necesidades básicas (Mateo 6:11; I Timoteo 6:8). b) Construir mi carácter (Filipenses 4:10-13); c) Darme dirección al proveer o retener recursos económicos en mi vida; d) Ayudar a otros por intermedio de mí; e) Mostrar su poder al proveer milagrosamente. Pregunta: ¿Los juegos de azar proveen estos resultados? ¿Estoy esperando en Dios o en la lotería para la provisión de mis necesidades?.

4. La codicia y la avaricia son pecado (Éxodo 20:18; I Timoteo 6:9; Hebreos 13:5), y estos son los motivos en la mayoría de los juegos de azar.

5. Proverbios advierte acerca de desastres para las personas que desean enriquecerse rápidamente (28:20,22).

6. La riqueza que llega fácilmente, también se va fácilmente (Proverbios 13:11).

7. La riqueza obtenida de forma incorrecta destruye las familias (Proverbios 15:27).

8. El juego de azar puede ocasionar una adicción, y aunque tú no caigas presa de él, no obstante tu ejemplo puede ocasionar que otros caigan esclavos del mismo (I Corintios 8:9, 13).

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderón@casadeoracióncr.com

 

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema
Busca tratados con contenidos similares

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo