LA ORACIÓN ES LA LLAVE PARA LIBERAR CADENAS DE MALDAD.

La Biblia dice: " En la madrugada, Jesús se levantó y fue a un lugar solitario para orar. Más tarde, Simón y sus compañeros salieron a buscarlo. Cuando lo encontraron, le dijeron: -Todos te andan buscando. Pero Jesús les dijo: -Vamos a otros pueblos cercanos. También debo anunciar estas buenas noticias, pues para eso vine al mundo. Jesús recorrió toda la región de Galilea anunciando las buenas noticias en las sinagogas de cada pueblo, y expulsando a los demonios " ( Marcos 1,35-39).

El Espíritu Santo quiere que la iglesia tenga una comunión poderosa y liberadora con Él, a través de la oración personal. El tipo de oración del que estoy hablando, es aquella, la cual es capaz de penetrar las líneas del enemigo. No importa que sea de quince o más minutos. No está basada, en una fórmula especial. Es una dimensión profunda de oración en donde usted clama, agoniza, ora y gime delante de Dios. Este tipo de oración implica enfrentar al enemigo combatiendo, uno a uno, los principados, potestades y espíritus de maldad que están actuando y no detenerse hasta que haya vencido su resistencia y destruido su escondite.

En su vida habrá momentos en que tenga que hacer frente a batallas con fuerzas de maldad, principados y potestades que han construido fortalezas en la vida de sus seres queridos, en donde están atados con cosas como el alcohol y las drogas. Habrá momentos en que tendrá problemas en su familia, sus finanzas, en los cuales no parece haber solución, en los cuales parece que no hay respuesta a sus oraciones. Habrá momentos en los cuales hay problemas que son tan abrumadores que usted no sabe qué hacer.

La única manera en la que usted será capaz de romper esa barrera y derribar esas fortalezas es buscar a Dios en tiempos de oración y ayuno y permanecer ahí hasta que ¡sepa, que sepa, que sepa que el poder de Satanás ha sido roto! Usted debe entrar en un tiempo de guerra espiritual intenso en donde usted esté confesando poder y autoridad sobre las fuerzas del mal.

Recuerde : ¡El Espíritu Santo está intercediendo por usted! Cuando usted empieza a orar, "... el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad,- pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles". (Romanos 8:26 ).

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: [email protected]

 

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración
Buscar tratados similares
oraciÓn llave para liberar cadenas maldad.