RECOMPENSA DE DIOS PARA LOS ESFORZADOS.

El Señor recompensa a los esforzados. Les proporciona: A. MÁS FUERZAS PARA SEGUIR. ISAÍAS 40:29 dice: "El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas del que no tiene ninguna".

El Señor sabe todo lo que le sucede a sus hijos y conoce que somos de carne y hueso, falibles y débiles. Es por eso que a nuestra fe, El le agrega el poder para seguir en la brecha y no bajar los brazos. No tenga ninguna duda: Cuando usted cruce al otro lado a una nueva etapa de bendición, habrá sido por las fuerzas de Dios.

B. MAYOR AUTORIDAD ESPIRITUAL. AMOS 5:9 dice: "que da esfuerzo al despojador sobre el fuerte, y hace que el despojador venga sobre la fortaleza".

La Biblia nos enseña que el "hombre fuerte" es el diablo, que siempre intenta robarnos las bendiciones de Dios. Cuando somos fieles al Señor, el nos dota de mayor autoridad para recuperar de todo lo que hemos sido despojados. En el Nombre del Señor podemos destruir las fortalezas del enemigo sobre nuestras vidas, familias y ministerios.

UNA PALABRA PROFETICA DE PARTE DE DIOS PARA EL ESFORZADO. ISAÍAS 41:9-13 dice: "Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tu; te escogí, y no te deseché. No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo. Buscarás a los que tienen contiendas contigo, y no los hallarás; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen la guerra. Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No Temas, yo te ayudo".

En este momento, varón, mujer esforzado/a de Dios, le animo por fe, a tomar esta Palabra específica de Dios como una Palabra profética particular para su situación concreta. Deje que estas palabras frescas de parte de Dios, renueven su fe, confianza y valor. ¡Y no tenga dudas que verá la gloria de Dios !.

Recuerde esto: "… esforzaos y tomad del fruto del país"; "Esforzaos, y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos…"; "Esfuérzate y sé valiente…"; Esforzaos, pues....…para que no os mezcléis con estas naciones…"; "....Esforzaos...".

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén