LA IMPORTANCIA DE LA PROFECÍA EN EL MOVER DE LA IGLESIA

Josafat dijo: " Creed en Jehová vuestro Dios y estaréis seguros, creed a sus profetas, y seréis prosperados " (2 Crónicas 20, 20). En la Versión Popular leemos: " Confíen en sus profetas, y todo les saldrá bien ".

A lo largo de la historia bíblica, Dios ha desarrollado distintas formas de comunicarse. Comenzó a enviar sus mensajes de ánimo, amonestación y reproche a través de los profetas. Un profeta es uno que recibe comunicaciones de Dios y transmite sus intenciones a su pueblo: "porque los profetas nunca hablaron por iniciativa humana; al contrario, eran hombres que hablaban de parte de Dios, dirigidos por el Espíritu Santo " (2 Pedro 1, 21). En Éxodo 7,1,2 leemos: "Entonces el Señor le dijo a Moisés: - Mira, voy a permitir que actúes en mi lugar ante el faraón, y que tu hermano Aarón hable por ti. Tú le dirás a Aarón todo lo que yo te ordene; luego él hablará con el faraón para que deje salir de su país a los israelitas ".

La relación entre Moisés y el Faraón era como la que existe entre Dios y su pueblo. Así como Aarón comunicaba las palabras de Moisés a Faraón, del mismo modo el profeta comunica las palabras de Dios al pueblo. El término profeta, entonces, designa un mensajero de Dios divinamente escogido.

Vidente, (Isaías 30, 10; 2 Samuel 24, 11; 2 Reyes 17,13) es otra manera de designar a las personas que tienen el don profético. Los términos, vidente y profeta se hallan íntimamente relacionados. (1Samuel 9, 9).

El Nuevo Testamento le concede a la profecía un lugar prominente entre los dones del Espíritu Santo. (Romanos 12: 6; 1 Corintios 12: 28; Efesios 4: 11) Anima a los creyentes a desear especialmente este don. (1Corintios 14: 1, 39).

El Nuevo Testamento sugiere que los profetas cumplían las siguientes funciones: 1) Ayudaban a fundar la Iglesia: Efesios 2: 20, 21. 2) Los profetas iniciaron el esfuerzo misionero de la Iglesia: Hechos 13: 1,2; 16: 6-10 3) Edificaban la Iglesia: 1Corintios 14: 4,3; Efesios 4: 12. 4) Unieron a la Iglesia y la protegieron: Efesios 4: 13,14. 5) Amonestaban acerca de dificultades futuras: Hechos 11: 27-30; 20: 23; 21: 4,10-14). 6) Confirmaron la fe en épocas de controversia: Hechos 15: 32.

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén