EL AMOR ES GRATIS

Jesús nos amó como regalo, no como premio: "Más la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros " ( Romanos 5,6,8). Jesús no dijo: "Ya que ustedes son buenos, ya que ustedes se lo merecen y como han escuchado y obedecido mis palabras, voy a tener el gusto de morir por ustedes en la cruz". Qué tal si Jesús hubiese dicho: "Hasta que se porten bien y lo merezcan voy a dar mi vida por ustedes". Creo que sería un anciano de más de dos mil años sin esperanza de morir. Amar gratis, es la enseñanza de Jesús.

La Biblia nos dice : "El amor consiste en esto: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él os amó a nosotros y envió a su Hijo, para que, ofreciéndose en sacrificio, nuestros pecados quedaran perdonados. Queridos hermanos, si Dios nos ha amado así, nosotros también debemos amarnos unos a otros. A Dios nunca lo ha visto nadie ; pero si nos amamos unos a otros, Dios vive en nosotros, y su amor se hace realidad en nosotros… Si alguno dice: " Yo amo a Dios, y al mismo tiempo odia a su hermano, es un mentiroso. Pues si uno no ama a su hermano, quien ve, tampoco puede amar a Dios, a quien no ve. Jesucristo nos ha dado este mandamiento: que el que ama a Dios, ame también a su hermano" ( 1 Juan 4, 10-13, 20,21).

¡ Qué difícil es amar gratis, la mayoría pensamos ! " Si quieres que te ame, debes luchar por merecer mi amor ". Es urgente que aprendamos a amar "gratis", pues solo esta clase de amor puede salvar a los miles de niños que mueren diariamente a causa del aborto. Mueren porque no han tenido tiempo de ganarse el amor de sus padres. Más de cincuenta millones de inocentes son abortados cada año por no llenar los requisitos que los hagan merecedores de nuestro amor.

Es urgente hacer del amor un regalo, para dárselo a aquellos que nacieron deformes, y vivirán como niños especiales. Si amáramos gratis cuántos matrimonios llegarían unidos hasta el final, cuántos regresarían a la casa de sus padres, y sobre todo cuánta gente marginada estaría a nuestro lado.

Dios bendiga a los padres que regalan su amor y sonríen frente a esos ojitos ausentes, hablan con ternura sin saber si son escuchados, y prodigan cariño, sabiendo que ese hijo no les dará la satisfacción de graduarse, no les dará nietos para perpetuarse, toda la alegría será que algún día al reconocerlos les digan ¡ PAPÁ ! ¡ MAMÁ !

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén