PÉREZ ZELEDÓN ES UN VALLE DIFERENTE

Así como Dios creó a Israel haciéndolo especial para Él (Isaías 43,1-4), también lo hizo con Pérez Zeledón. De la misma manera que redimió y llamó por su nombre al pueblo judío para que fuera de Él, también lo ha hecho con este Valle. Dios protegió a Israel en tiempos difíciles, no podemos dudar que lo mismo ha operado en esta ciudad.

Todos nosotros somos importantes para Dios, pues nos llama por su nombre y nos da su nombre: "…a todos los que llevan mi nombre, a los que yo creé y formé, a los que hice para gloria mía" (Isaías 43,7). Es por ello, que este Cantón no debe avergonzarse de levantar muy en alto el nombre de JESUCRISTO.

La tarea de Israel era de la ser Testigo: " El Señor afirma. Ustedes son mis testigos, mis siervos, que yo elegí para que me conozcan y confíen en mí y entiendan quién soy. Antes de mí no ha existido ningún dios, ni habrá ninguno después de mí. Solo yo soy el Señor; fuera de mí nadie puede salvar" (Isaías 43,10,11).

Nuestra MISIÓN es, decirle al mundo entero, desde este lugar, quién es Dios y lo que ha hecho en nosotros. Debemos ser guardianes de su Palabra y luz entre las naciones gentiles. Es por ese argumento, que este sitio debe ser diferente a otros.

Los milagros que hemos leído en las Santas Escrituras, no son nada con lo que Dios tiene reservado hacer en este pueblo. Nos enorgulleceremos de pertenecer a JESUCRISTO y, el mundo sabrá de nuestra comunión con Él (Isaías 44,8).

La Biblia dice en Isaías 45,1-7, que el Señor consagró a Ciro como rey de Israel, para que se abrieran las puertas de las ciudades sin que nadie pudiera cerrárselas, para entregarle los tesoros escondidos, las riquezas guardadas en lugares secretos, para que supiera que el Señor es grande, para que fuera instrumento de luz y no de oscuridad, para que se diera el bienestar y no la desgracia. HOY, el pueblo creyente de este Valle debe ORAR; para que el próximo GOBIERNO LOCAL, al igual que Ciro, contribuya a que esta Ciudad de Dios, se reconstruya y prospere, sin esperar nada a cambio. De esta manera se podrá decir: " Pocos reyes de Israel hicieron tanto por el pueblo de Dios como lo hizo Ciro". Léalo de esta manera: "Pocos gobiernos en Pérez Zeledón hicieron tanto como este nuevo GOBIERNO MUNICIPAL".

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén