25 FRASES BÍBLICAS. PARTE SEGUNDA

8. LA EXPERIENCIA DE UN PROFESOR DE UNIVERSIDAD: Phelps, llamado " El profesor más estimado en Estados Unidos", Presidente de la famosa Universidad de Yale, ha sacado esta experiencia: " Casi siempre quien lee y medita la Biblia es más persona, aunque no tenga estudios universitarios, que quien sí tiene estudios universitarios, pero no lee ni medita la Biblia". UNA DE LAS MÁS GRAVES TRAGEDIAS DE LA ACTUALIDAD ES que estando la Biblia siempre abierta de parte de Dios, permanece sin embargo cerrada para millones de personas porque no se toman el pequeño trabajo de leer una página cada día. Una encuesta ha demostrado que de cada cien personas que dicen estimar este Sagrado Libro, solamente 12 la leen cada día".

9. La Biblia es una carta de nuestro Padre Dios a nosotros sus hijos. ¿Dejarías sin leer una carta que te enviara el jefe de tu nación ? Y la carta de tu Dios ¿ por qué no la lees ? Te hará un bien que no imaginas. (Gregorio).

10. LA BIBLIA NO ES ALGO MUERTO. Es una creatura totalmente llena de vida que habla poderosamente a quien la atiende. Si la juventud la leyerá más, la sociedad sería mucho mejor. (Napoleón).

11. HE AQUÍ UNA extraña PARADOJA: LA MÁS DAÑOSA DE TODAS: la inmensa mayoría de la humanidad no conoce las Sagradas Escrituras. Hay muchas personas muy letradas en las ciencias, pero analfabetas en la Palabra de Dios. (Evely).

12. ENTRE UN SABIO Y UN IGNORANTE HAY LA MISMA DIFERENCIA QUE ENTRE UN HOMBRE Y UN CÁDAVER, decía Aristóteles. Pero la mayor de las ignorancias es desconocer las Sagradas Escrituras. (Tomás).

13. Es terrible caer en las manos de un Dios disgustado (Hebreos 10,31) pero es sabrosísimo encontrarse con un Dios que nos quiere guiar con sun Palabra hacia el Reino Eterno. ( Prólogo de la primera Biblia editada en inglés).

14. EL SECRETO DE LAS BENDICIONES QUE HA RECIBIDO MI NACIÓN ES: leer la Biblia. Por esta lectura muchos han llegado a amar a Dios y a imitar a Cristo Jesús. (Reina Victoria de Inglaterra).

15. PROMETÍ A MI MADRE: leer una página de la Biblia cada día, y siempre lo he cumplido con notable consuelo y provecho. (Rey Jorge V).

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderón@casadeoracióncr.com

 

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración