¿ UN CRISTIANO PUEDE CREER EN LA REENCARNACIÓN ?

Una conocida actriz, hace no mucho tiempo, declaraba en el reportaje concedido a una revista: "Yo soy católica, pero creo en la reencarnación. Ya averigüé que ésta es mi tercera vida. Primero fui una princesa egipcia. Luego, una matrona del Imperio Romano. Y ahora me reencarné en actriz".

Resulta, en verdad, asombroso comprobar cómo cada vez es mayor el número de los que, siendo católicos, aceptan la reencarnación. Una encuesta realizada en la Argentina por la empresa Gallup reveló que el 33% de los encuestados cree en ella. En Europa, el 40% de la población se adhiere gustoso a esa creencia. Y en el Brasil, nada menos que el 70% de sus habitantes son reencarnacionistas.

Todo aquél que desee creer en la reencarnación, puede hacerlo con toda libertad, pero lo que no sería lógico, es que siguiera auto denominándose "cristiano". Porque el cristianismo cree en la resurrección de los muertos, que es la gran esperanza de los hijos de Dios. Y la resurrección es absolutamente incompatible con la creencia oriental de la reencarnación.

La reencarnación es la creencia según la cual, al morir una persona, su alma se separa momentáneamente del cuerpo, y después de algún tiempo toma otro cuerpo diferente para volver a nacer en la tierra. Por lo tanto, los hombres pasarían par muchas vidas en este mundo.

La gran enseñanza de la Biblia es que habrá resurrección de los muertos, unos para condenación y otros para vida eterna junto al Señor. Se cree que el primer libro de la Biblia que se escribió, fue el de Job, y ya ese profeta dijo: (Job 19:26) "Y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios".

La creencia de que nacemos una sola vez, aparece igualmente en dos episodios de la vida del rey David. El primero, cuando una mujer, en una audiencia concedida, le hace reflexionar: "Todos tenemos que morir, y seremos como agua derramada que ya no puede recogerse" (2 Samuel 14,14).

El segundo, cuando al morir el hijo del monarca exclama: "Mientras el niño vivía, yo ayunaba y lloraba. Pero ahora que está muerto ¿para qué voy a ayunar? ¿Acaso podré hacerlo volver? Yo iré hacia él, pero él no volverá hacia mí" (2 Samuel 12,22-23).

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderón@casadeoracióncr.com

 

   ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración
Buscar tratados similares
cristiano puede creer reencarnaciÓn