¿ QUÉ DICE LA BIBLIA Y LA IGLESIA CATÓLICA SOBRE LA VIRGEN MARÍA ?

El Nuevo Testamento presenta a María como una dedicada sierva de Dios. Cuando el ángel Gabriel le comunicó que Dios la había escogido para concebir a Jesús, ella aceptó humildemente. "Entonces María dijo: "He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra" (Lucas 1,38).

En contraste, la Iglesia Católica Romana, dice que María nació libre del pecado original. Lo llama la "doctrina de la Inmaculada Concepción". En 1854, el Papa Pío IX declaró esto un dogma, una enseñanza oficial pretendidamente recibida de Dios. Aunque la Biblia dice que " por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3,23), la iglesia de Roma dice que María nunca pecó.

La iglesia también enseña que al final de la vida de María, Dios la llevó corporalmente al cielo. Esta es la doctrina de la Asunción de María. El Papa Pío XII la declaró dogma en 1950. La Biblia no hace mención de Dios llevando a María al cielo.

La Iglesia Católica dice que María está sentada en un trono celestial como " Reina del Cielo y de la Tierra". Se instruye a los fieles a alabarla como la "Virgen más poderosa", "Madre Misericordiosa", "Asiento de Sabiduría" y "Santísima". Las personas deben dirigir sus oraciones a ella como "Defensora", "Madre de la Gracia" (de la cual fluyen todas las bendiciones), e "Intercesora".

La Biblia reserva estos títulos para Dios. Ella enseña que " hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2,5). Instruye a los cristianos a llevar sus necesidades directamente a su padre celestial en el nombre de Jesús. Juan 14,13-14 dice: " Y todo lo que ustedes pidan en mi nombre, yo lo haré, para que por el Hijo se muestre la gloria del Padre. Yo haré cualquier cosa que en mi nombre ustedes me pidan". En ningún libro de la Biblia hay un ejemplo de alguien orando a María o a los santos.

Finalmente, la Iglesia Romana dice que María es el "Refugio de los Pecadores". A la hora de su muerte, los católicos deben rendir sus almas completamente a su cuidado, de acuerdo al Catecismo de la Iglesia Católica. En contraste, la Biblia dice que deberemos poner nuestra total confianza en Cristo que nos salva. Romanos 10, 9-10 dice que " Si con tu boca reconoces a Jesús como Señor, y con tu corazón crees que Dios lo resucitó, alcanzarás la salvación".

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén