EL AMIGO DEL NOVIO

Juan el Bautista les dijo : " - Nadie puede tener nada, si Dios no se lo da. Ustedes mismos me oyeron decir claramente que yo no soy el Mesías, sino uno que ha sido enviado delante de él. En una boda, el que tiene a la novia es el novio: Y EL AMIGO DEL NOVIO, que está allí y lo escucha, se llena de alegría al oírlo hablar. Así también mi alegría es ahora completa. El ha de ir aumentando en importancia, y yo disminuyendo. (San Juan 3, 27-30).

Ser AMIGO DEL NOVIO es algo que hoy día ya no entendemos, porque los matrimonios se realizan de manera muy diferente a la de aquellos tiempos. Hoy, los jóvenes se casan sin que los padres intervengan en la decisión matrimonial. Pero en el contexto cultural de hace dos mil años, la tradición para casarse llevaba un rito muy riguroso avalado por la costumbre.

Uno de los deberes más importantes para un padre hebreo era casar a su hijo. Para esto, escogía al siervo de mayor confianza de su casa y le confiaba la delicada tarea de buscarle una novia a su hijo. Esto cambiaba toda la vida del siervo: "llegaba a obtener el título de AMIGO DEL NOVIO". Su responsabilidad era buscar y encontrar una novia para el hijo de su amo. De ahí en adelante ya no trabajaba en labores domésticas o rurales. Su único trabajo era conseguir la mejor joven del país, o incluso del extranjero, para el heredero que había llegado a la edad de los desposorios. Su labor era tam importante como delicada, pues, tenía primero que encontrar la joven adecuada; después, enamorarla de alguien a quien ella no conocía (no había fotografías ni cartas de amor), y luego llevarla hasta la casa o el país donde residía el hijo.

Nosotros, como dijo Juan Bautista, somos EL AMIGO DEL NOVIO. Debemos buscar almas para Jesús. Que no se centren en nosotros, que no se enamoren de nosotros, sino de nuestro Dios, y quieran ir a su casa para desposarse con Él. El Padre Celestial nos ha confiado la hermosísima tarea de buscarle novia a su Hijo. Debemos enamorar para Cristo a personas, familias, comunidades, la iglesia completa y el mundo entero.

Muchas veces la novia no se enamora, porque existen AMIGOS DEL NOVIO que en vez de mostrar lo mejor de la casa del señor, han exhibido sus envidias, orgullo, celos. La división de los cristianos, y las divisiones internas en nuestra iglesia y comunidad, son un escándalo que el mundo no tolera. Cuando exhibimos nuestras diferencias y nos atacamos unos a otros, lo único que logramos es alejar la gente (novia) del NOVIO (Jesús).

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén