Donar

PABLO Y SILAS SALVAN DEL SUICIDIO AL CARCELERO DE FILIPOS

Número 143

ImprimirCompatir por email

En el libro de Hechos de los Apóstoles 16, 25-31, se nos describe la situación de Pablo y Silas en la cárcel; quien fue sacudida por un insólito y gran terremoto, a causa del cual se abrieron todas las puertas y soltó los cepos y cadenas de los prisioneros, pero sin hundir el edificio. Cuando despertó el carcelero y vio abiertas las puertas de la cárcel, supuso que los presos se habían fugado. Sabiendo que por ello perdería la vida, SACÓ LA ESPADA PARA SUICIDARSE. Mas Pablo le aseguró que no tenía motivo para ello, porque todos los presos estaban presentes. Del temor a morir por su responsabilidad laboral ahora sentía temor de encontrarse ante Dios con la carga de sus pecados. Y exclamó " ¿ Qué debo hacer para ser salvo ?. Ellos contestaron : - Cree en el Señor Jesús, y serás salvo tú y tu familia.

Es un deber de la Iglesia evitar que el prójimo se suicide, y le corresponde conducir al mismo a Cristo. Es interesante observar como lo primero que hicieron Pablo y Silas fue el no dejar solo al carcelero. Para el deprimido la soledad puede resultar fatal. La segunda situación que nos enseñan Pablo y Silas fue convencer al suicida para que desistiera de su decisión de autodestrucción. La tercera enseñanza fue la de conducir al carcelero a los pies de Cristo, el verdadero significado de la vida. La principal causa del suicidio es la falta de significado para la vida, significado que ninguna religión, filosofía o ideología puede dar, sino sólo la persona del Salvador Jesucristo.

Es importante considerar que hay espíritus de suicidio; por eso la pregunta: ¿ Hay antecedentes de suicidio en la familia o sus antepasados ? Una señora de Inglaterra quien estaba recibiendo oración sobre depresiones dijo: " en diferentes momentos durante los últimos cincuenta años, siete de mis tías se han prendido fuego para suicidarse". Después siguió diciendo: " Yo amo a Dios, amo a mi familia y amo la vida, pero me siento empujada hacia esta depresión y hacia el suicidio". Se hizo la oración para romper las maldiciones generacionales , y Jesús liberó a la señora.

Otro asunto a mencionar es la investigación que hizo el Dr. Andrew Fedman en la Universidad de Loyola, en Chicago, en 1978, con algunas personas que sentían la tentación de suicidarse. Descubrió que esta gente tenía la tentación de suicidarse siempre en la misma época del año. Feldman descubrió que todas estas personas habían sido víctimas de intento de aborto por sus madres. Descubrió que en el aniversario del intento de aborto, el niño más tarde en su vida, sentía la tentación de repetir el proceso. Incluso, la persona intentaría quitarse la vida de la misma forma en que lo intentó su madre.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo