AVIVAMIENTO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO.

En el Antiguo Testamento, encontramos una serie de pasajes donde se habla de la esencia del Avivamiento. 

RUT 1,6 dice: " Entonces se levantó con sus nueras, y regresó de los campos de Moab; porque oyó en el campo de Moab que Jehová había visitado a su pueblo para darles pan". Se levantó porque oyó que Dios había visitado a su pueblo, para darles pan. Dios visitó Moab, y por eso regresan Rut Y suegra, después de haber pasado una situación difícil, Dios impactó Moab, de tal forma que regresan porque había en aquel lugar bendición de parte de Dios. El Avivamiento trae bendiciones y principalmente hambre por Dios.

En 2 de REYES 23, 25 leemos: " No hubo otro rey antes de él, que se convirtiese a Jehová de todo su corazón, de toda su alma y de todas sus fuerzas, conforme a toda la ley de Moisés; ni después de él nació otro igual ". Con respecto a la conversión del Rey Josías, dice la Escritura que no hubo otro que se convirtiera a Dios con todo su corazón, con toda su alma y con todas sus fuerzas, conforme a toda la Ley de Moisés; ni después de él nació otro igual. El Avivamiento trae arrepentimiento genuino hacia Dios.

ESDRAS 3, 10-13 nos habla de la Restauración del altar y del culto. Dios avivó al pueblo con la restauración del altar, ya que estaba destruido, había sentimientos encontrados entre el llanto y la alegría. El Avivamiento viene a restaurar lo que está roto en tu vida y en la Iglesia.

DANIEL 9,3 nos relata: " Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza". Daniel se da cuenta que el tiempo de la cautividad había terminado, entonces busca a Dios y él le responde. El Avivamiento trae libertad.

HAGEO 2,9: " La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos". El Avivamiento trae poder de Dios

JOEL 2, 28, "Y después de esto derramaré de mi Espíritu sobre toda carne y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas, vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días y daré prodigios..." El Avivamiento activa dones y ministerios.

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

 

 

 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén