Donar

EXPULSANDO DEMONIOS POR EL DEDO DE DIOS. PARTE III

Número 1454

ImprimirCompatir por email

Viene del tratado anterior.... La respuesta de los fariseos fue una conclusión lógica desde su perspectiva particular. Sabían que eran testigos de un poder sobrenatural, pero no creían que Jesús era el Hijo de Dios; por tanto, automáticamente eliminaron la posibilidad de que tal poder fuera de Dios. La hipótesis era que ese poder debía venir del mundo invisible de las tinieblas, de modo que atribuyeron la sanidad al poder de Belzebú.

Creo que derrotar demonios por el dedo de Dios es un punto importante, porque ayuda a entender el contexto preciso en el cual Jesús hizo su énfasis en Lucas 11,20-22. Respondiendo a los fariseos, Él no echa fuera demonios por el poder de Belzebú sino por el dedo de Dios : " Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros" (Lucas 11,20). ¿ QUÉ ES EL DEDO DE DIOS ? Para responder a esa pregunta debemos ir al pasaje paralelo en Mateo 12, donde Jesús dijo "Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios " (Mateo 12,28). El " dedo de Dios " es, por tanto, sinónimo del Espíritu Santo.

Jesús agregó: " Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee " (Lucas 11,21). ¿ Cuáles son las posesiones más preciosas que guarda el hombre fuerte en su palacio ? Obviamente, gente y en especial almas no salvas. Un deseo primordial de cualquier gobierno de demonios es mantener a la gente en cautiverio espiritual. Cuando la Biblia dice: " En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio " ( 2 Corintios 4,4), se debe entender que Satanás delega miembros de su jerarquía satánica para mantener en tinieblas espirituales a tantas personas como le sea posible, para que finalmente vayan al infierno.

Solo el Espíritu Santo puede vencer a los espíritus territoriales, destruir su armadura y liberar a los cautivos bajo su control malvado. Las últimas palabras de Jesús, dirigidas a sus discípulos fueron: " Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos " ( Hechos 1,8). Aquí hallamos poder espiritual unido directamente a la evangelización. Jesús aseguró a sus discípulos que el mismo poder que Él usó mientras estuvo en la tierra estaría totalmente disponible para ellos. Y dependía de ellos salir y hacer el trabajo de eevangelización.

 Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderón@casadeoracióncr.com

 

 

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema
Busca tratados con contenidos similares

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración 2008