EL HOMOSEXUALISMO ES ABOMINABLE ANTE LOS OJOS DE DIOS.

"La apariencia de sus rostros testifica contra ellos; porque como Sodoma publican su pecado, no lo disimulan. ¡Ay del alma de ellos! porque amontonaron mal para sí" (Isaías 3:9). ¡¡Protejamos a nuestros hijos de los sodomitas antes de que sea tarde!! No denunciar, no discrepar, equivale a aceptar y a ceder ante uno de los más sucios y depravados pecados ideados por el ser humano caído.

El propósito de este breve tratado bíblico es hacer una denuncia pública del abominable pecado de la Homosexualidad, y hacerlo sin rodeos. Dios ama a las personas y quiere que éstas sean salvas, pero el pecado de los sodomitas en este tiempo está rebasando los límites de lo aceptable: Muchos Gobiernos han legalizado estas uniones contra-natura equiparándolas al matrimonio (de hecho las llama matrimonio) con derecho a adopción de niños.

...los sodomitas ya no se conforman con tratar de hacer que les "aceptemos" en su depravada conducta pecaminosa, ellos quieren más: Matrimonio como las parejas normales, adopción de inocentes niños huérfanos (¡Ojalá el Señor Venga antes de que lo consigan!).

 LO QUE DICE LA LEY DE DIOS: "No te acostarás con un hombre como quien se acuesta con una mujer. Eso es una abominación" (Levítico 18:22) Comentario: Si se lee este pasaje de Levítico en su contexto se verá que se incluye la homosexualidad entre pecados abominables para Dios como el incesto, el bestialismo -relaciones con animales- etc.. "Cualquiera que practique alguna de estas abominaciones será eliminado de su pueblo" (Levítico 18:29). 

"Si alguien se acuesta con otro hombre como quien se acuesta con una mujer, comete un acto abominable y los dos serán condenados a muerte, de la cual ellos mismos serán responsables" (Levítico 20:13) Comentario: No es el Dios de la Vida quien condena a muerte al homosexual o sodomita, es su propio pecado el que le condena y que le hace responsable y reo de muerte ante la Ley del Dios Santo. El Dios de la Vida quiere que el homosexual o sodomita se arrepienta de su pecado y viva

EL TRAVESTI: "No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace" (Deuteronomio 22:5).

 Máster Miguel Calderón Valverde 

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén