¿NACIÓ LA VIRGEN MARÍA SIN PECADO ? PARTE 4

La Iglesia de Roma afirma que María nació exenta de pecado original y que jamás cometió cualquier ofensa contra Dios. Esta idea encontró opositores importantes, como por ejemplo Santo Tomás de Aquino, pero acabó siendo un dogma por el papa Pío IX.

La Inmaculada Concepción de la virgen María por sus padres Joaquín y Ana, fue contradicha por grandes católicos durante muchos siglos y no hubo consenso a su favor hasta el siglo XVI. Asimismo este decreto papal choca con varios papas quen directa o indirectamente manifiestan que nunca creyeron en la inmaculada concepción y repudiaron tal doctrina. Además, está documentada la oposición de muchos padres de la Iglesia, a la Inmaculada Concepción.

AMBROSIO ( 340-397 después de Cristo), doctor de la Iglesia y obispo de Milán dice: " Jesús es Él solo a quien los lazos del pecado no vencieron; ninguna criatura concebida por contacto del hombre y la mujer, ha sido exceptuada del pecado original; sólo ha sido exceptuado Aquel que fue concebido sin aquel contacto y de una virgen, por obra del Espíritu Santo " (Comentario al Salmo 118).

SAN AGUSTÍN (354-430 después de Cristo), obispo de Hipona combatió la idea de que María hubiera nacido sin mancha del pecado original (en Psalm 34, sermón 3), dice: " María murió por causa del pecado original transmitido desde Adán a todos sus descendientes". Y en su escrito De Peccatorum Meritis, declara que la carne de María era " carne de pecado" y que María, que descendía de Adán, murió a consecuencia del pecado.

EL PAPA LEÓN I, en el año 440, afirmaba: " Sólo el Señor Jesucristo entre los hijos de los hombres nació inmaculado, porque Él solo ha sido concebido sin la suciedad y la concupiscencia de la carne " (Sermón 24 de Nativ. Dom.).

ANSELMO (1033-1109 después de Cristo), arzobispo y doctor de la Iglesia, también escribió (Op., p. 92): " Si bien la concepción de Cristo ha sido inmaculada, no obstante, la misma Virgen de la cual Él nació ha sido concebida en la iniquidad y nació con el pecado original, porque ella pecó en Adán, así como por él todos pecaron".

Continúa en el siguiente tema..........

 Máster Miguel Calderón Valverde

 correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén