¿PUEDEN MARIA, EL SACERDOTE, 0 LOS SANTOS SER MEDIADORES?

En las páginas de la Biblia Católica, leemos estas significativas palabras: "Porque UNO es Dios, UNO también el mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús" (1ª Timoteo 2:5). Por tanto, si sólo hay un mediador como Dios lo afirma, no puede haber dos o más mediadores. LA BIBLIA Católica DICE QUE NO HAY MAS QUE UNO Y QUE ESE ES CRISTO JESÚS. 

Ciertamente, ¿cómo podrían seres humanos pecadores, servir de mediadores para otros pecadores? La misma Virgen María, la más bienaventurada entre todas las mujeres, habló de Dios como "MI SALVADOR", al decir: "Mi alma magnifica al Señor y salta de júbilo mi espíritu en Dios, MI SALVADOR" (Lucas 1:46,47). Si ella no hubiese sido pecadora no hubiese necesitado un Salvador.

El hombre rico mencionado en Lucas 16, oró a Abraham que era uno de los más grandes santos del Antiguo Testamento, pero Abraham no pudo ayudarle ¿Por qué entonces recurrir a un santo menos importante ¿Por qué ir a María o a alguno de los santos si podemos acudir a Cristo? En Lucas 11:27, de esta Biblia Católica leemos: "Mientras decía estas cosas, levanto la voz una mujer de entre la muchedumbre y dijo, Dichoso el seno que te llevó y los pechos que mamaste. Pero Él (Jesús) dijo: Más bien, dichosos los que oyen la Palabra de Dios y la guardan". Es curioso aquí como Jesús dio mayor importancia a la Palabra de Dios que a su madre, y en lugar de ensalzar a ésta reprendió a la mujer que le alabó. ¿Por qué lo hizo así?

Del mismo modo leemos en Mateo 12:46-50, que mientras él hablaba a la muchedumbre, su madre y sus hermanos estaban fuera y pretendan hablarle. Alguien le dijo: "Tu madre y tus hermanos estén fuera y quieren hablarte. Él, respondiendo dijo al que hablaba ¿Quién es mi madre y quienes mis hermanos? Y extendiendo su mano sobre sus discípulos dijo: ¡He aquí mi madre y mis hermanos, porque quien quiera que hiciera la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano y hermana y mi madre".

En 1ª Juan 2:1,2; leemos: "Si alguno peca, abogado tenemos ante el Padre, a Jesucristo. El es la propiciación por nuestros pecados" La Biblia católica nos declara aquí nuestro abogado, y no nos dice que sea María, sino Jesucristo.

 Máster Miguel Calderón Valverde

 correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén