RELIGIOSIDAD POPULAR Y LA BIBLIA.

Estamos reflexionando sobre la religiosidad popular, que es el conjunto de creencias, actitudes, devociones y ritos y prácticas que se han desarrollado entre el pueblo católicorromano (especialmente entre los sectores campesinos-obreros) y que han llegado a formar parte integrante de la compleja totalidad histórica de América Latina.

Una de las grandes críticas sobre esta Religiosidad Popular se enfoca particularmente en la forma idolátrica y supersticiosa con que las mayorías católicas practican su fe y como la Iglesia Católica Romana las fomenta.

Es interesante anotar como el Documento de Puebla (Conferencia de Obispos Latinoamericanos, celebrada en 1979, señala que a la Religiosidad Popular la aquejan defectos ancestrales como magia, superstición, fatalismo, idolatría dle poder, fetichismo e ignorancia religiosa. Por eso Puebla habla de evangelizar la Religiosidad Popular.

Ante todos estos elementos de Religiosidad Popular donde unos pocos inteligentes se aprovechan de los sentimientos de una masa sencilla e ignorante; donde no se puede controlar a una masa que impone su propia Religión y su propio dios, como la Iglesia de Maradona en Argentina, el caso del potro Rodrigo y de Santa Gilda. ¿ Cuál es la alternativa ?

La Palabra de Dios es la única forma de evangelizar a un pueblo en ignorancia. " Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora repito: si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema " ( Gálatas 1,8-9).

Todo este sinnúmero de devociones populares lo único que hace es corromper el verdadero Evangelio, haciendo una vez más que la Teología Romana sea otro Evangelio diferente, igual y como sucedía con los Gálatas. Porque la Palabra de Dios sufre detrimento y falsificación.

Estimado católico: quiero presentarte un reto. Busque la gran verdad y confróntela con la Biblia. Jesucristo mismo lo dijo: "Escudriñad las Escrituras ". La gran verdad, amigos católicos, es la Santa Biblia.

 Autor : Máster Miguel Calderón Valverde

 correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén