¿ PUEDEN CASARSE LOS CURAS ? (PARTE 2)

Pablo claramente declara que el celibato es su recomendación, NO su mandamiento: "Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento " (1 Corintios 7:6). Más importante, él dice que el celibato es un don no dado a todos : " Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro" (1 Corintios 7:7). Él continúa explicando que si una persona no se siente a gusto siendo célibe y que la tentación es demasiada (no tienen el don de continencia), esa persona se debe casar ( 1 Corintios 7:2). Inclusive gente casada: no "neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento," luego deben "juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia" (1 Corintios 7:5).

Juntando estos pensamientos, podemos ver que Pablo está recomendando continencia como parte de la vida para que una persona pueda dedicar más de su tiempo y atención al Señor. Sin embargo, Pablo no está mandando a todos en el ministerio de adoptar este estilo de vida. Además, él se da cuenta de que son pocos los que se les ha dado el don y que forzar continencia a alguien que no lo tiene, es una invitación abierta a la miseria y a la tentación. Así que, solo Pablo muestra que el matrimonio fue establecido como contra la fornicación. 

Otro punto importante es que el reproche de Pablo en cuanto a la continencia es primordialmente para aquellos que "sirven al Señor." Nos referimos a ellos como los que están "en el ministerio". La iglesia católica lleva la recomendación de Pablo mas lejos, y ordena que todos aquellos en el ministerio (sacerdotes y monjas) deben de jurar continencia. Muchas otras denominaciones creen que este decreto demanda continencia cuando no todos se sienten a gusto en tal estilo de vida. Pablo apoya el segundo punto de vista. Claramente estableciendo en sus cartas que continencia es un don no dado a todos.

Pablo recomienda matrimonio a aquellos quienes no tienen este don. En la Primera a Timoteo, Pablo dice de que un líder de la iglesia ó un supervisor, diácono, o anciano de la iglesia deben de ser "irreprensible, marido de una sola mujer." (1 Timoteo 3:2). Nota de que Pablo no dijo que sea irreprensible y soltero. Pablo hablando sobre los otros apóstoles, dijo que varios de ellos llevaban su "creyente esposa con ellos." (1 Corintios 9:5-6).

 Autor: Máster Miguel Calderón Valverde

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén