HUEVOS DE PASCUA (PARTE 2)

Los huevos representan misterio, magia, medicina, comida y otras cosas. Es un símbolo universal de Semana Santa en las celebraciones a lo largo del mundo y han sido teñidos, pintados, adornados y embellecidos en la celebración de este simbolismo especial.

Antes de que los huevos llegaran a entrelazarse cercanamente con la semana santa de los Cristianos, fue honorado durante muchos ritos de Festivales Primaverales. Los Romanos, los Galos, Chinos, Egipcios y Persianos todos adoraban a los huevos como un símbolo universal. Desde la antigüedad los huevos fueron teñidos, intercambiados y mostrados reverencia.

Los antiguos druidas portaban un huevo como emblema sagrado de su fe idólatra. La procesión de Ceres, en Roma, era precedida por un huevo. En los misterios de Baco se consagraba un huevo como parte de la ceremonia festiva. En China, hasta nuestros días, se siguen usando huevos de colores en su festival sagrado. En el Japón, una vieja costumbre consiste en colorear sus huevos sagrados de forma muy brillante. La enciclopedia Británica dice: " El huevo, como un símbolo de fertilidad y de renovación de la vida, proviene de

los antiguos egipcios y persas, quienes también tenían por costumbre el colorear huevos y comerlos durante el festival de primavera ". Nadie podía discutir el hecho de que el huevo es un símbolo sagrado y parte de las festividades paganas desde tiempos atrás.

¿ Cómo llegó entonces esta costumbre a ser asociada con la cristiandad ? De igual manera como otros ritos fueron adoptados por la " Iglesia " para acercar el paganismo a la fe cristiana, buscando alguna similitud entre tales costumbres y algún evento cristiano. Así, en este caso, se sugirió que al igual que un pollo sale del huevo, ¡ Cristo salió de la tumba ! De esta manera, los líderes romanos- faltos del Espíritu Santo de Dios -, dijeron al pueblo que el huevo era un símbolo de la resurrección de Cristo. ¡ El papa Pablo VI decretó una oración en conexión con el huevo ¡ "Bendice, oh Señor, te pedimos, a esta creación de huevos, que sean sustento a tus siervos, comiéndolos en recuerdo de nuestro Señor Jesucristo.

Una vez más queda demostrado que la Roma no tiene más sustento que las tradiciones paganas con una mezcla de aspectos cristianos.

Autor: Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén