LA CUARESMA (PARTE 4)

Dado que nuestro verdadero Salvador, el Señor Jesucristo, resucitó en realidad (no en forma de plantas o naturaleza), y como su resurrección tuvo lugar en primavera - aunque un poco antes del festival pagano de viejos tiempos-, no fue muy difícil para la iglesia del siglo IV ( para esta época ya se había apartado de la fe) mezclar el rito pagano de la primavera con la celebración cristiana de la resurrección del Señor. De este modo ambos lados eran atraídos a la iglesia profesante. Hablando de esta unión, la Enciclopedia Británica dice: "El cristianismo incorporó en su celebración de la gran fiesta cristiana muchos de los ritos y costumbres paganos del festival de primavera pagano".

La evidencia cristiana es clara: la presente costumbre de la Semana Santa no es cristiana. Sus costumbres son simplemente una mezcla de paganismo con cristiandad. Algunos creen que podemos tomar estas costumbres y usarlas para dar honor a Cristo. Después de todo, razonan, ¿no piensan la mayoría de los cristianos en Cristo durante esta temporada ? ¿ No resucitó verdaderamente el Señor el domingo por la mañana ? En otras palabras, algunos creen que podemos tomar estas ideas y creencias paganas y en vez de aplicarlas a dioses falsos, usarlas para dar gloria a Cristo. A primera vista, parece ser un buen razonamiento, ¡ pero esta idea de añadir costumbres paganas al culto del Dios verdadero, está absolutamente condenadas por la Biblia ! Aquí está lo que dice el Señor: " Cuando el Señor su Dios haya destruido las naciones que ustedes van a conquistar, y después de destruidas ustedes ocupen su territorio y vivan en él, tengan cuidado de no seguir el ejemplo de esas naciones, ni de recurrir a sus dioses con la idea de rendirles culto también. No le hagan eso al Señor su Dios, porque todas las cosas despreciables que el Señor no soporta son las que esas naciones cometen para honrar a sus dioses, llegando al extremo de sacrificar a sus propios hijos en el fuego" (Deuteronomio 12,30-32). Claramente entonces, nuestro Dios no quiere que añadamos nada a sus culto. El no quiere que usemos costumbres y ritos que los paganos usaron, aunque arguyamos que es en su honor.

Esta costumbre pagana era conocida también entre los paganos mexicanos, los cuales acostumbraban tener un " ayuno de cuarenta días en honor del sol". Costumbre en memoria de la muerte y resurrección de Tammuz.

 Autor: Máster Miguel Calderón Valverde

 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

 

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén