LA CUARESMA (PARTE 1)

¿De dónde se originó la Cuaresma entonces? ¿Cómo llegó a ser tan ampliamente observada por la ideología dominante del Cristianismo?

Créalo o no, la Cuaresma nunca fue observada por Cristo o Sus apóstoles. El les ordenó a ellos a que "Vayan y enseñen a todas las naciones…enseñándoles que guarden todas las cosas que Yo os he mandado" (Mateo 28,19-20). Jesús nunca les ordenó a ellos a observar la Cuaresma o el Domingo de Resurrección. El sin embargo, les ordenó a que observaran la Pascua y los Días de Panes sin Levadura. En realidad, en Su última Pascua en la tierra, Cristo dio instrucciones en detalle de como observar el servicio de la Pascua. El también instituyó nuevos símbolos de la Pascua (Juan 13,1-17).

Fíjese lo que Alexander Hislop escribió en su libro Las Dos Babilonias: "El festival, del cual leemos en la Historia de la Iglesia, bajo el nombre de Domingo de Resurrección (Easter), en el tercero y cuarto siglo, era un festival muy diferente al que es ahora observado en la Iglesia Romana, y en ese tiempo no era conocida por ese nombre de Domingo de Resurrección o Easter…Ese festival [Pascua] no era una idolatría, y no era precedida por ninguna Cuaresma. ‘Debemos dar a conocer,’ dijo Casianos, el monje de Marsella, escribiendo en el quinto siglo, y comparando la primitiva Iglesia del [Nuevo Testamento] con la Iglesia de sus días, ‘que el observar esos cuarenta días no existía, por el tiempo en que esa Iglesia primitiva permaneció intacta. "

¡La Cuaresma no fue observada por la Iglesia del primer siglo! Eso fue mencionado por primera vez por la iglesia en Roma durante el Consejo de Nicea en el año 325 después de Cristo, cuando el Emperador Constantino oficialmente reconoció a esa iglesia como el estado de religión del Imperio Romano. Cualquiera otra clase de Cristianismo que tuviera otra doctrina contraria a la de la iglesia Romana era considerado un enemigo del estado. En 360 d. de J.C., el Consejo de Laodicea oficialmente ordenó que la Cuaresma fuera observada.

Originalmente las personas no observaban la Cuaresma no mas que una semana. Algunos la mantenían por uno o dos días. Otros por 40 horas consecutivas, falsamente creyendo que solamente 40 horas habían pasado desde la muerte de Cristo y la resurrección.

 Autor: Máster Miguel Calderón Valverde

 

 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén