LA PERVERSIÓN DEL OBELISCO

Quiero enseñarte algo muy importante en esta serie sobre EL OBELISCO, que es un pilar muy alto, de cuatro caras iguales un poco convergentes, y terminado por una punta piramidal achatada.

Los obeliscos eran usados en la religión babilónica. Pero es en Egipto que su uso fue más preeminente. Originalmente estos obeliscos se asociaban con la adoración al dios-Sol. Eran símbolos de Baal o de Nimrod.

Aquellas gentes-habiendo rechazado al conocimiento del Creador-al notar que el sol daba vida a las plantas y al hombre, comenzaron a pensar en él como Dios, el gran otorgador de la vida. Mas no solamente eran los obeliscos símbolos del sol; también eran reconocidos como símbolos sexuales. Estas personas se daban cuenta que a través de relaciones sexuales se producía vida. Y por esta razón -como es sabido por todo aquel que ha estudiado-el falo, órgano reproductor masculino, fue también reconocido (igual que el sol) como un símbolo de vida y, por ende, un símbolo del dios-Sol. ¡De ahí el significado del obelisco! Considerando el denigran denigrante significado de los obeliscos, no debe sorprendernos que su uso fuese prohibido por la Biblia. La palabra "imágenes", que aparece en la Biblia, es traducida de varias palabras diferentes con distinto significado. Una de estas palabras es "matzebah", que significa "imágenes altas", es decir, obeliscos.

Esta palabra es usada en 1 Reyes 14: 23: "Porque todos ellos también se edificaron lugares altos, estatuas, e imágenes de Asera, en todo collado alto y debajo de todo árbol frondoso ".

También en 2 Reyes 18: 4; 24: 14; Jeremías 43: 13; Miqueas 5: 13. Otra palabra original que se usaba frecuentemente, refiriéndose a los obeliscos, es "hammanim", que significa "imágenes del sol", es decir, imágenes dedicadas al sol u obeliscos. Esta palabra se encuentra en el texto original de Isaías 17: 8: " Y no mirará a los altares que hicieron sus manos, ni mirará a lo que hicieron sus dedos, ni a los símbolos de Asera, ni a las imágenes del sol ". En Isaías 27, 9 leemos: "De esta manera, pues, será perdonada la iniquidad de Jacob, y este será todo el fruto, la remoción de su pecado; cuando haga todas las piedras del altar como piedras desmenuzadas, y no se levanten los símbolos de Asera ni las imágenes del sol ".

Autor: Máster Miguel Calderón Valverde

 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén