¿ PROTEGE DE LOS PECADOS LA MISA ?

¿Tiene la Eucaristía el poder de purificar a los católicos de los pecados cometidos y de protegerlos de futuros pecados? ¿Tiene el sacerdote el poder de convertir los elementos del pan y el vino, literalmente, en cuerpo y sangre de Cristo durante el rito de la misa ? La Iglesia Católica de Roma insiste que cuando el vino y la hostia son consagrados por el sacerdote, ¡se convierten en la verdadera carne y sangre de Cristo ! Esto es conocido como la transustanciación. ¿ Pero puede un pedazo de pan o una copa de vino convertirse verdaderamente en la carne y sangre del Señor ? ¿ Está la creencia de la transustanciación basada en las Escrituras ? ¿Era este elaborado ritualismo parte del culto de la Iglesia primitiva ?

El número 1393 del Catecismo Católico dice: "Por eso la Eucaristía no puede unirnos a Cristo sin purificarnos al mismo tiempo de los pecados cometidos y preservarnos de futuros pecados". Sigue diciendo el Catecismo Católico en el número 1395: "Por la misma caridad que enciende en nosotros, la Eucaristía nos preserva de futuros pecados mortales".

Una vez más, las enseñanzas de la Palabra de Dios y de la tradición católica son completamente diferentes. Respecto a la purificación de los pecados pasados, la Biblia declara que todos los pecados son limpiados por medio de la sangre de Jesucristo: "... la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado" ( 1 Juan 1,7). "Y de Jesucristo, el testigo fiel... Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre" (Apocalipsis 1,5).

El Catecismo le quita a Cristo el crédito de ser el único que puede purificar a las personas de sus pecados, y le atribuye esa capacidad a una hostia. ¿Por qué es rebajado Jesús nuevamente? "Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios" (1 Corintios 6,11). "¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra" (Salmos 119,9). Para protegerse del pecado, Dios sugiere que lea, memorice y obedezca la Biblia. Curiosamente, la Iglesia Católica no concuerda con esta enseñanza. Al parecer, los líderes católicos prefieren que usted acuda a la iglesia en busca de ayuda, en vez de acudir a la Palabra de Dios.

Autor: Máster Miguel Calderón Valverde 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén