UNA IGLESIA SOBRE LA ROCA Y LA OTRA SOBRE LA ARENA (Parte 2)

" Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, lo compararé a un hombre prudente que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa, y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, lo compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina " (Mateo 7:24-27).

La verdadera iglesia de Dios siempre ha estado unida, no tolera el pecado, la idolatría, el aborto, la sodomía, la corrupción. La verdadera iglesia de Dios se preocupa por dar de comer a los pobres, vestirlos, dar agua al sediento, la verdadera iglesia de Dios adora a Dios, no a los hombres, la verdadera iglesia de Dios dobla las rodillas ante Cristo, no ante los hombres. ¿Cómo puede un cristiano doblar sus rodillas ante uno igual que él y rendirle culto y adoración ?

La Biblia es clara. Hay una iglesia universal, una iglesia a la cual pertenecen los verdaderos adoradores de Dios, no tiene denominaciones, no tiene jerarquías. Su Sumo Sacerdote es Cristo y es dirigida por el poder del Espíritu Santo. Una iglesia limpia, sin mancha, una iglesia que vigila, que enseña conforme a la Biblia, una iglesia que no comparte las tinieblas del mundo, una Iglesia que es luz en medio de la oscuridad, una iglesia donde Satanás no tiene suerte ni parte, una iglesia llena del poder de Cristo, una iglesia que cree en los dones espirituales, que sana enfermos, que echa fuera demonios. Esa iglesia es la que Jesucristo fundó, es la iglesia que será levantada, que espera el regreso del Señor.

Es una iglesia que sana a los enfermos, echa fuera demonios, una en la cual existen las riquezas del espíritu, una libre de todo pecado de inmundicia. Es una iglesia santa que trabaja los siete días a la semana, las veinticuatro horas en el campo, buscando a las ovejas descarriadas.

Es la iglesia universal de Jesucristo fundada sobre la roca, que predica un evangelio puro, limpio, un evangelio no contaminado con las falsas doctrinas y libre de levadura. Nadie en esta iglesia universal tiene una posición de autoridad sobre otro. Cada miembro tiene como rey a Cristo y todos están llenos del poder del Espíritu Santo. Cristo es la Roca, cuya obra es perfecta (Deuteronomio 32,4).

Autor: Máster Miguel Calderón Valverde

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.





 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén