UNA IGLESIA SOBRE LA ROCA Y LA OTRA SOBRE LA ARENA (Parte 1)

" Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, lo compararé a un hombre prudente que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa, y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, lo compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina " (Mateo 7:24-27).

Jesús sabía de lo que estaba hablando. Sabía que Satanás levantaría una "casa", una iglesia, que dicha iglesia parecería su iglesia, lo único que la haría diferente era su fundamento. Cristo es la roca sobre la cual está edificada la verdadera iglesia de Dios.

Esto es muy serio. Pero ciertamente hoy tenemos muchas instituciones religiosas que no sirven a Dios sino a los hombres, instituciones fundadas sobre la arena y no sobre la roca, instituciones humanas que no se preocupan por enseñar las verdades del evangelio y se han hecho cómplices de la mentira, del error y de las falsas doctrinas. 

Esta iglesia a través del tiempo se ha adueñado de la interpretación bíblica y por muchos años se opuso a que el pueblo tuviera acceso a ella, inventó las "indulgencias" mediante las cuales uno podía comprar el perdón de los pecados invalidando el sacrificio de Cristo, introdujo doctrinas de demonios que se practicaban en el Imperio Romano, creó el Tribunal de la Santa Inquisición para perseguir y matar a todo aquel que se oponía a la iglesia, llevó a cabo múltiples guerras en nombre de Dios, entre ellas las Cruzadas, la historia no miente, la historia está ahí, es una historia horrible de pecado, maldad, lucha de poder y de falsas doctrinas.

La Biblia nos enseña que sólo Cristo pagó el precio de nuestra redención, que Cristo es la Roca sobre la cual se edificó y permanece para siempre. La Biblia nos enseña que el representante de Dios es el Espíritu Santo, que en este momento dirige a la iglesia, a la iglesia que no vemos, que no sabemos, que no podemos identificar, es una formada por seres que están dirigidos por el Espíritu Santo por todo el planeta, una iglesia limpia, sin mancha, una iglesia que vigila, que enseña conforme a la Biblia, una iglesia que no vende su mensaje.

Autor: Máster Miguel Calderón Valverde

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén